Cirujanos
Un grupo de cirujanos y sus instrumentos durante una intervención, en una imagen de archivo. GTRES

El Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba ha realizado con éxito reconstrucciones faciales a pacientes con tumores en cara y cuello gracias a una tecnología puntera que permite precisión milimétrica, ya que la operación se hace virtualmente antes de entrar a quirófano.

La directora de la Unidad de Gestión Clínica de Cirugía Oral y Maxilofacial del hospital y responsable del Comité de Cáncer de Cabeza y Cuello, Alicia Dean, ha valorado que el complejo sanitario cordobés es "referente europeo" en el uso de la cirugía y planificación virtual y el diseño CAD-CAM.

Se trata de herramientas con las que se observa mediante un avanzado software el área tumoral y se elabora un molde en tres dimensiones para reparar la zona una vez extraído el tumor "aportando excelentes resultados estéticos y funcionales, planteándonos un futuro apasionante en esta materia".

Esta navegación quirúrgica consiste es una especie de GPS que durante la intervención orienta a los cirujanos sobre la posición exacta de los instrumentos quirúrgicos en relación a la anatomía del paciente.

Esta tecnología está especialmente indicada para el tratamiento de tumores del tercio facial superior y base del cráneo, tercio medio facial y tercio inferior con afectación mandibular, así como también en personas con tumores en proximidad a estructuras anatómicas importantes que hay que evitar lesionar en cirugías de alta complejidad.

La coordinadora del equipo multidisciplinar que aborda individualmente cada caso de manera integral (tratamiento clínico del tumor y aspectos psicológicos del paciente y familia), ha resaltado que estas herramientas de última generación ya forman parte del trabajo "habitual" de los profesionales de este área, "pioneros en España por ser los que más utilizan este sistema a nivel europeo en los tumores intraóseos".

De los tres últimos pacientes sometidos a este procedimiento, Ana María, una mujer ya recuperada de un tumor, ha contado que "todo fue muy rápido" y "poco después de la intervención ya estaba haciendo mi vida normal" y sin secuelas físicas aparentes a primera vista, uno de los logros más importantes para el equipo médico, pues supone la recuperación a la vida del paciente con menos complicaciones que las que de por sí tiene la intervención y tratamiento.

En el Comité de Cáncer de Cabeza y Cuello estudian cada caso de manera pormenorizada para ofrecer al paciente la mejor opción de tratamiento (cirugía, radioterapia o quimioterapia) en función del estadio y localización del tumor y del estado general de salud del o de la paciente.

Desde que este órgano comenzó su andadura, hace ya 12 años, más de 2.500 pacientes han pasado por él, mientras que la tasa de curación de la enfermedad se aproxima al 75-90%, cuando se diagnostica en estadios iniciales, y del 40-50% en fases avanzadas de la enfermedad.

La directora del hospital, Valle García, ha señalado que "el cáncer es un importante problema de salud pública que va en aumento" si bien, ha lanzado "un mensaje de esperanza recordando que la mortalidad por cáncer ha disminuido de la mano del diagnóstico precoz y de las nuevas técnicas y tratamientos".

Consulta aquí más noticias de Córdoba.