El portavoz de Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla ha incidido en que "las nuevas instalaciones deben cumplir unos requisitos fundamentales", citando, entre otros, que "no cause perjuicio a los vecinos, que sean unas instalaciones dignas para los animales y trabajadores y que la distancia no sea grande, ya que esto supone un esfuerzo extra a los caballos".

Ha recordado, en un comunicado, que el Ayuntamiento cedió en su día unos terrenos en Teatinos, donde los caballistas crearon las instalaciones, pero el desarrollo urbanístico de la zona hace incompatible su continuación.

Zorrilla entiende que el Consistorio "tiene la obligación de buscar la alternativa, pero escuchando a los profesionales del sector y a los movimientos animalistas que plantean cuestiones lógicas".

En este punto, ha recordado que esta actividad presta un servicio turístico, que forma parte de la imagen de la ciudad; que el servicio malagueño es el más antiguo de Andalucía, "y no se le atiende como hacen en otras capitales, caso de Sevilla, que disponen de cuadras amplias".

Por último, ha añadido que a pesar de ser una actividad reclamada por los turistas y del varapalo que la crisis le ha dado al sector, el Ayuntamiento ha ido relegándola, eliminando incluso parte del recorrido del centro.

Consulta aquí más noticias de Málaga.