La Junta Única de Resolución (JUR) determinó que Banco Popular era una entidad solvente en un informe elaborado el 5 de junio de 2017, dos días antes de su venta a Banco Santander, al tiempo que ha

la resolución tuvo lugar por la crisis de liquidez que sufría el banco.

Así se desprende de el informe provisional de Popular elaborada por la autoridad comunitaria presidida por Elke König, que se finalizó el 6 de junio y contiene información disponible hasta el 5 de junio. El objetivo de este documento era establecer si la entidad era inviable o existía la probabilidad de que lo fuera.

"La valoración provisional no indica que, en la fecha de la valoración, el banco sea insolvente. En particular, la autoridad de resolución no tiene indicación para considerar que el Grupo Banco Popular infringe los requisitos de capital", señala la JUR en este informe, que ha desvelado este viernes en parte.

En las conclusiones de este documento, la institución comunitaria subraya sin embargo que la solvencia de la entidad estaba en aquellos días "bajo condiciones de estrés" y que los mercados estaban descontando un déficit en la cobertura de préstamos fallidos así como la implementación de futura regulación; dos factores que estaban afectando a la posición de liquidez" del Popular.

Finalmente, la JUR apunta que fue precisamente la posición de liquidez y las condiciones de financiación del banco las causas que desembocaron en que el Mecanismo de Supervisión del BCE declarase que la entidad era inviable o existía probabilidad de que lo fuese.

La JUR ha desvelado este viernes partes del informe preliminar elaborado por la propia institución, así como partes del informe de valoración de Deloitte, la decisión de resolución, el plan de resolución de Banco Popular de 2016 y la carta del proceso de venta.

Este último documento describe los términos, el proceso, le cronograma y las condiciones para realizar una oferta vinculante de adquisición y fue enviada el 5 de junio a BBVA y a Banco Santander, dos de los cinco posibles compradores.

Sin embargo, la JUR ha explicado en un comunicado que "a la luz de la inminente inviabilidad" de la entidad, se envió una carta de proceso de venta modificada a los dos mismos bancos con una reducción del plazo de presentación de ofertas" que invitaba a BBVA y a Santander a remitir una oferta "esa misma noche".

Finalmente, Santander presentó la única oferta para adquirir Popular, por lo que la JUR dio instrucciones al FROB para que "ejercitase la amortización de las acciones existentes y los instrumentos de Tier 1 Adicional y para convertir los instrumentos Tier 2 en nuevas acciones", que luego se vendieron a Popular.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.