Sébastian Bras
El chef Sébastian Bras, en una imagen reciente. BRAS OFICCIEL - FACEBOOK

La prestigiosa guía gastronómica Michelín ha anunciado que retirará en su edición de 2018 al restaurante con tres estrella Le Suquet, después de que su chef, Sébastien Bras, lo hubiese pedido expresamente. Es la primera vez que se retira a un establecimiento después de una petición pública del mismo, explicó Claire Dorland-Clauzel, miembro del comité ejecutivo del grupo francés.

"Nos resultaba difícil obligar a un restaurante que había indicado claramente que no quería estar en la gran familia de las estrellas Michelín", dijo Dorland-Clauzel, quien aclaró que la mayoría de los chefs sí que ven las estrellas como "un honor" que les reporta notoriedad. Le Suquet, un local familiar situado en el pueblecito de Laguiole (sur de Francia), saldrá de la prestigiosa lista de los establecimientos galardonados con tres estrellas Michelín no por una degradación de su servicio, sino por expreso deseo de su gerente, Sébastien Bras.

En declaraciones al canal Franceinfo, Bras evocó que fue hace casi 20 años que su padre, Michel Bras, quien obtuvo la codiciada tercer estrella. "La guía ha sido un vector increíble para la pervivencia de nuestro restaurante, perdido en el corazón de la región de Aubrac", asumió el cocinero. Sin embargo, desde que hace una década Bras y su mujer heredaron Le Suquet, se instaló "una forma de presión" que no le agradaba.

A través de su página oficial de Facebook, el cocinero anunciaba esta importante noticia de la siguiente forma: "Según mis deseos, la Guía Michelin anunció que retiraba el restaurante El Suquet, en Laguiole, de su selección 2018. Queremos darle las gracias. Abro así un nuevo capítulo de mi vida profesional sin las estrellas de la guía roja, pero siempre con tanta pasión por la cocina. Por supuesto, vamos a continuar, con nuestro equipo fiel, a hacer vivir esta experiencia mágica de Aubrac, siempre con esta búsqueda de la excelencia. Ya estamos preparando activamente la apertura anual de El Suquet el 5 de abril con mucho entusiasmo y también estamos trabajando en muchos proyectos. Nos vemos pronto".

Más casos, también en España

El de Bras no es el primer caso. Ha habido unos cuantos cocineros que han renunciado a sus estrellas, también en España. El último ha sido el cocinero Julio Biosca (Casa Julio, Valencia), que en 2014 pidió que le retiraran la Estrella que mantenía desde hacía 5 años. Lo mismo hicieron Tristán (Mallorca) y el Hostal de Sant Salvador (Girona).

En ambos casos, la apuesta por una vida más tranquila y por hacer la cocina que les apetece son los argumentos para renunciar al "estrellato". Lo mismo que Miquel Ruiz, que aparcó su ascendente carrera y cambió la estrella por un negocio más humilde en Denia.