El 27 de octubre de 2016 el condenado, con antecedentes penales no computables a efectos de reincidencia, portaba en el maletero del vehículo de su madre 444,20 gramos del psicotropo MDMA, conocido como 'éxtasis', que almacenaba en dicho vehículo con la intención de vender esta sustancia prohibida a terceras personas. El propio acusado declaró que iba a entregar a una tercera persona la droga en un bar de la capital vizcaína y que iba a cobrar por ello 1.500 euros.

El hombre fue detenido después de que un agente de la Policía local fuera alertado por un hombre de una discusión entre una vigilante de la OTA y un varón. El policía acudió al lugar, donde estaba estacionado un vehículo y del que salió el acusado que se mostraba nervioso.

POLVOS DE SANTERÍA

Tras pedirle la documentación, les informó de que se encontraba en tercer grado penitenciario y que portaba una pulsera telemática. Los agentes le ordenaron abrir el maletero y encontraron una gran cantidad de sustancia, que el acusado dijo inicialmente que era anfetamina y, posteriormente, polvos para practicar santería.

Por todo ello, fue condenado a la pena de seis años y un día de prisión como autor de un delito contra la salud pública en su modalidad de posesión con ánimo de venta de sustancias que causan "grave daño a la salud". También

se le impone una multa de 20.000 euros.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.