Un vecino de la localidad navarra de Mélida ha sido sorprendido por agentes de la Policía Foral manipulando una televisión de 32 pulgadas mientras conducía y además ha dado positivo en anfetaminas.

Los hechos se produjeron en Santacara cuando una patrulla de Tudela regulaba el tráfico tras el vuelco de un camión en el kilómetro 6 de la NA5330 (Pitillas-Mélida).

En el corte de la circulación uno de los agentes observó en un turismo una gran televisión conectada, por lo que dieron el alto al conductor, un vecino de Mélida de 40 años, según informa la Policía Foral.

Tras ser identificado, y al contar con múltiples antecedentes policiales, solicitaron apoyo a una patrulla de Tafalla puesto que además presentaba síntomas de haber consumido alguna sustancia. El conductor dio positivo en anfetaminas.

Sustancias incautadas

En el cacheo se le intervinieron sustancias estupefacientes (speed) que fueron incautadas, por lo que se formuló otra denuncia por infracción grave a la Ley de Seguridad Ciudadana (600 euros).

Como viajaba solo y nadie pudo hacerse cargo del vehículo, éste fue inmovilizado, según la citada fuente que indica que el positivo en drogas supone una infracción muy grave, sancionada con 1.000 euros de multa y detracción de 6 puntos.

A esa sanción se suma la denuncia por "conducir el vehículo utilizando dispositivos visuales incompatibles con la atención permanente a la conducción", que supone una multa de 200 euros y la pérdida de tres puntos.