"Es la consecuencia inmediata y lógica de un mercado laboral con salarios bajos y más de un 93% de contratos de trabajo temporales el año pasado, de los que más de la mitad fueron de menos de un mes de duración y un 41% incluso de menos de siete días", ha ahondado Ibáñez.

En este contexto general de empleo precario y de "más paro", hay colectivos especialmente perjudicados, como las mujeres

y los desempleados de larga duración, ha advertido el sindicalista, quien ha recordado que hay 3.800 desempleadas más que desempleados y que el paro femenino disminuye en Cantabria tres veces menos que el masculino.

Igualmente se ha referido al "notable descenso" de más de 3.600 afiliaciones a la Seguridad Social, t en todos los regímenes el mes pasado, de las que un 88% fueron del Régimen General, si bien el de autónomos "sigue cayendo sin parar en nuestra región".

Ibáñez ha insistido en que casi la mitad de los desempleados registrados en Cantabria siguen sin ingresar ningún tipo de prestación por desempleo, por lo que la tasa de cobertura por desempleo (desempleados con prestación sin contar con los algo más de 3.000 del colectivo de sin empleo anterior) se mantiene como una de las más bajas del país (54,95%) y a cuatro puntos de la media nacional (58,61%).

Consulta aquí más noticias de Cantabria.