A falta de tres días para la Nochebuena, el Olentzero y los Reyes Magos ya están teniendo serios problemas para encontrar determinados juguetes. Los más demandados este año por los niños vizcaínos ya están prácticamente agotados.

Es el caso del ring de Pressing Catch, el fenómeno televisivo que ha vuelto a poner de moda la lucha libre entre los pequeños (y no tan pequeños) vizcaínos. El cuadrilátero en el que se baten cada semana El Enterrador, Batista o Mister Kennedy está agotado en las tiendas de nuestro territorio. Al menos, todavía se pueden encontrar algunas de las figuritas de las ligas Raw y Smackdown.

Junto a la agresividad propia de los protagonistas de la lucha libre, contrasta la inocencia y docilidad del clásico ratón Mickey y sus amigos. El otro juguete que más aparece en las cartas a los Reyes es su casita, de la que «no van a llegar más unidades», señala José Manuel Sierra, coordinador de juguetería de El Corte Inglés de Bilbao.

Por supuesto, no podían faltar los videojuegos entre las peticiones de los chavales. Además de la Nintendo Wii, que ya fue de lo más buscado el año pasado, esta Navidad desaparece de las estanterías la PlayStation 3; y eso que cuesta unos 500 euros.

Entre las novedades más curiosas, destacan la presencia de los muñecos Gormiti y, sobre todo, de la muñeca Miyo, con la que las niñas pueden elegir el color de ojos, de pelo, de ropa...