Dos testigos dieron aviso por teléfono alertando de que habían visto el cuerpo de una mujer flotando por el caño y que la arrastraba la corriente. Según la descripción, la mujer podría tener entre 40 y 50 años y vestía un jersey rosa y unos pantalones ajustados oscuros, portando una chaqueta en la mano.

Hasta el lugar se desplazaron dotaciones de la Policía Local de San Fernando y la Policía Nacional, así como una zodiac de la Guardia Civil y persona de Protección Civil, que comenzaron su búsqueda hasta la noche, reanudándola en la mañana de este viernes, donde la Guardia Civil mantiene tres embarcaciones en la zona y se ha activado al grupo de submarinistas.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.