El material pirotécnico está prohibido en Bilbao. Las fiestas navideñas están llenas de tradiciones y entre ellas también se incluyen los petardos y cohetes. Pero tanto su venta como su manipulación en Bilbao son ilegales.

La Policía bilbaína llevará a cabo, por ello, un exhaustivo control de la venta y manipulación, con el objetivo de evitar la venta y, así, los heridos. Las multas por incumplir esta normativa llegan a los 3.000 euros. En esta prohibición no se incluyen las bengalas y petardos de menor intensidad.

Desde 1990, el material ilegal incautado se ha reducido drásticamente. Ese año, la Policía decomisó seis toneladas de este material. El año pasado fueron, tan sólo, 1,5 kilos, después de inspeccionar 28 establecimientos. Así, sólo se pueden comprar petardos y cohetes en puntos de venta con permiso.