La respuesta del departamento que dirige Jesús Vázquez Almuiña se ha producido horas después de que la también vicepresidenta segunda del Parlamento gallego indicase en rueda de prensa que no veía una "casualidad" que se actualicen las tarifas días después de la entrada en vigor del decreto de esperas máximas, lo que, a su juicio, corresponde a una decisión que busca "beneficiar" a la sanidad privada.

Así, la Xunta ve "una irresponsabilidad" que Solla "intente confundir a la opinión pública relacionando el citado decreto, previsto para los servicios prestados a terceros en centros públicos de la red del Sergas" con la puesta en marcha de la normativa de tiempos máximos de espera.

En relación a esto último, Sanidade apunta que este decreto en sus tres primeras semanas benefició "a más de 1.200 gallegos y gallegas, pacientes que fueron todos ellos atendidos en la red sanitaria pública".

Asimismo, señala que el actual decreto de tarifas sanitarias -vigente desde 2014- establece los precios de los servicios sanitarios prestados en los centros dependientes del Sergas y en las fundaciones públicas sanitarias.

En esta línea, puntualiza que se trata de los importes que han de abonar "mutuas", "seguros", o los "ciudadanos extranjeros" por procedimientos, ingresos, hospitalizaciones y atenciones a terceros.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.