Sigue en un centro de acogida tras el abuso sexual. Las lesiones por presuntos abusos sexuales, que fueron detectadas a una menor de 5 años el lunes, podrían corresponder a las mismas que se diagnosticaron en agosto. El director general de Atenció a la Infància i l’Adolescència, Xavier Soley, comentó ayer que el juez que instruye el caso ha ordenado una nueva prueba forense para esclarecer si esas lesiones son nuevas o no.

La niña continuaba ayer internada en un centro de acogida. Ingresó el lunes 17, tras encontrársele la nueva herida que ahora se analiza.

Visita rutinaria

En verano, una visita médica rutinaria detectó que la menor podría haber sufrido una agresión sexual.

Los Mossos siguen la investigación en su entorno. Acció Social valora que los padres hayan colaborado, aunque les retiró la custodia.