La Asamblea aprobó ayer los presupuestos de la Comunidad de Madrid para 2008, a las que incorporaron sólo 52 de las 2.099 enmiendas que presentó la oposición.

Las cuentas públicas regionales pasarán de 18.169 millones de euros a 18.985, una subida del 4,5%. Un incremento menor del esperado debido, entre otras cosas, «a la crisis en la compraventa de pisos», según la presidenta Aguirre. Las áreas más beneficiadas serán Sanidad y Educación, a las que destinarán el 36% y el 25% del erario público respectivamente.

El gasto sanitario sube un 5,99%, hasta los 6.954 millones de euros. Este dinero permitirá la apertura de los ocho nuevos hospitales. El presupuesto para Educación será de 4.781 millones de euros. A Familia y Asuntos Sociales se destinarán 1.170 millones de euros, un 8,4% más que en 2006.

La inversión cae un 15%

Tanto PSOE como IU votaron en contra por la caída del 15% en el apartado de inversión, que «pone en riesgo el desarrollo de la región», según criticó el partido socialista.

Las enmiendas aceptadas a la oposición incrementaron en más de dos millones y medio de euros los recursos de las corporaciones locales para la atención a los discapacitados, las personas mayores, los comercios y galerías municipales y el deporte infantil.