«Los que fumamos somos muy pocos». «En Madrid fuman hasta los taxistas. Es algo sorprendente y no quiero meterme con los taxistas, pero fumar dentro de un coche es como fumar dentro de un ascensor o un baño, no lo he visto en otras comunidades», aseguró ayer el ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, durante una entrevista concedida a RNE. Soria puso este ejemplo para demostrar que en Madrid se incumple la ley antitabaco.

Estas declaraciones suscitaron la indignación de los taxistas, que ayer comentaban en corrillo las palabras del ministro.

«El 90% de los taxis llevan el cartel de no fumar. Nosotros fumamos muy pocos. A lo mejor fuman más ellos (los políticos), no sé por qué dice esas cosas el ministro de Sanidad, no lo puedo entender», se quejó uno de ellos en declaraciones a Europa Press.

A esta idea se sumó UGT, que añadió que la mayoría del sector «aplaudió» la ley del tabaco porque «así no se quema la tapicería y nadie tira colillas fuera».