En un comunicado, la formación morada ha indicado que "esta estrategia de judicializar la política es algo a lo que nos tiene acostumbrado el PP que pretende ganar en los juzgados lo que pierde democráticamente".

Para Podemos las palabras de este pasado miércoles del portavoz municipal del PP, Ignacio Romaní, "vuelven a demostrar una vez más que el Partido Popular no ha asumido aún que perdió la alcaldía y necesita seguir buscando culpables a toda costa".

Por ello, le han recordado Romaní que "aunque intente tergiversar la realidad es que al tratarse de un supuesto delito del ámbito privado, al juez no le queda más remedio que admitir a trámite la querella, tal y como ocurrió cuando el PP denunció a tres de nuestros compañeros por decir en público lo que decían los informes, que en Loreto se supo que el agua tenía indicadores de contaminación y no se impidió el consumo de la misma hasta varios días después".

"Estas denuncias forman parte de la estrategia del PP para intentar desprestigiar al equipo de gobierno (Por Cádiz Sí se Puede y Ganar Cádiz), pero no les va a funcionar", han añadido.

Para Podemos, tanto los concejales como las trabajadoras denunciadas por el PP "cumplieron con su responsabilidad in vigilando al denunciar unos hechos que consideraban irregulares".

"Ni existe trama urdida, ni complot contra el PP ni Podemos se personó en la causa como afirmó ayer Romaní", han afirmado, al tiempo que han subrayado que en cuanto a la petición de dimisión de los concejales, "el PP pretende equiparar un supuesto delito contra el honor con las practicas de su partido de Caja B y financiación paralela, demostrada ampliamente en los juzgados y eso es, además de un disparate, una auténtica cortina de humo para tapar sus vergüenzas; y eso no lo vamos a consentir".

Consulta aquí más noticias de Cádiz.