El pleno del Ayuntamiento de Madrid aprobó ayer (con el voto contrario del PSOE) fomentar la creación de un Consorcio para solucionar los problemas del núcleo chabolista de la Cañada Real. Este organismo estaría compuesto por la administración municipal, la autonómica y la central, por la Delegación del Gobierno y las asociaciones de vecinos. La proposición ha partido del grupo Izquierda Unida, cuyo portavoz, Ángel Pérez, ha criticado el «fracaso estrepitoso» de todas las administraciones a la hora de elaborar «una hoja de ruta común».