El PSOE e IU pidieron ayer sin éxito la anulación del contrato de 380.000 euros por el que el Ayuntamiento de Madrid ha encargado el espectáculo de luz y sonido que tendrá lugar el domingo en Cibeles entre las 23.00 y las 23.30 h. Ambos grupos lo consideran «un derroche». El portavoz de IU, Ángel Pérez, apeló a la «solidaridad, recato, moderación y no ostentación» del Partido Popular. En su intervención, dijo que «Cristo nació en un portal humilde, frío, y la calefacción que tenía era una mula, todo lo contrario a la opulencia de un espectáculo que cuesta 12.800 euros por minuto».