El arzobispo bendice el Centro San Nicolás de Cáritas Zaragoza
El arzobispo bendice el Centro San Nicolás de Cáritas Zaragoza CÁRITAS ZARAGOZA

El acto ha tenido lugar a las 11.30 horas y también han asistido el director de esta entidad, Carlos Gómez Bahillo, y la secretaria general, Cristina García, además del responsable voluntario del centro, Juan José Santos, y su directora, Carmen Manero.

Varios participantes del proyecto han compartido con los asistentes su gratitud y compromiso con Cáritas relatando cómo es su experiencia en el centro, ha informado la entidad en una nota de prensa.

En él, se acompaña a personas y familias en situación o riesgo de exclusión social con una perspectiva integral y educativa, para mejorar y potenciar su desarrollo y autonomía, favoreciendo su inclusión y participación social. Además, el centro actúa como observatorio de los sectores más vulnerables de la población.

En el último año, 150 personas han sido acompañadas y en 2017 han participado en el centro 25 familias con menores y 50 personas solas. El equipo del centro lo forman 15 personas voluntarias y seis personas contratadas de distintas disciplinas sociales y educativas.

Junto al rito de la bendición y la acción de gracias, monseñor Jiménez ha pedido por todos los que trabajan en Cáritas, así como por sus proyectos y su labor, igual que por todos los beneficiarios y participantes y por todas las personas voluntarias y trabajadoras.

También se ha congratulado de tener en Zaragoza un centro renovado en sus instalaciones para adaptarse al nuevo proyecto y a las nuevas necesidades. Tras todas las intervenciones, se ha continuado con una jornada de puertas abiertas hasta las 15.00 horas para dar a conocer este espacio.

ACOMPAÑAMIENTO

Los participantes del proyecto que han intervenido en el acto han expresado su agradecimiento a Cáritas por poner a su disposición estos locales "modernos" y "por tener espacio y tiempo para el acompañamiento diario", ha detallado la entidad.

Asimismo, los usuarios han explicado que han aprendido a valorar cada detalle "que recibimos como prueba de respeto y aprecio", así como lo que les aporta "compartir y dialogar cada día" y "la compañía de los demás".

En el acto también se ha leído el Decálogo del Acompañamiento por parte de miembros del equipo, uno de cuyos artículos dice: "Me esforzaré por escuchar al otro, sin condicionamientos, ni juicios, transmitiéndole mi compresión y aceptando sus decisiones", poniendo de manifiesto el carisma e ideario del centro.

ESPACIO DE SOCIALIZACIÓN

Cáritas Zaragoza ha indicado que este es "un espacio estable de participación y socialización" para personas que precisan trabajar rutinas y habilidades básicas, para que a medio plazo mejoren en distintas áreas de la vida: social, sanitaria, ocupacional.

La metodología, basada en el acompañamiento socioeducativo, se desarrolla tanto en el centro, como en domicilios y en espacios comunitarios de la vida cotidiana de los participantes.

Interviene también con familias con menores que necesitan un acompañamiento educativo e intensivo en el sistema familiar, contando con los recursos comunitarios, teniendo en cuenta la responsabilidad pública y buscando la mejora familiar en su propio entorno.

Todo esto se realiza de forma subsidiara, en cuanto a prestaciones y servicios públicos y privados a los que las personas pudieran tener derecho, y complementaria, en lo que se refiere al apoyo de la comunidad, han apuntado desde Cáritas.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.