El pleno de la Diputación de Sevilla, reunido este jueves en sesión ordinaria, ha aprobado una moción de Participa que ha contado con enmiendas del PSOE, en demanda de que el Ayuntamiento de Coria del Río y la Consejería de Medio Ambiente aborden de manera "global" el prolongado episodio de hedores que sufren los vecinos de la barriada coriana de Guadalquivir, reuniones semanales en torno al asunto, la activación del protocolo en materia de suelos contaminados y la confirmación o no de las hipótesis de los "pozos negros".

El portavoz de Participa Sevilla en la Diputación, Julián Moreno, ha defendido esta moción que recuerda que los vecinos de la barriada

Guadalquivir, perteneciente a Coria, sufren episodios de hedor desde hace ya "tres años", saltando las alarmas en octubre de 2017 ante los casos de unos 140 vecinos que presentaban cefaleas, vómitos y picor en ojos y garganta, entre otros síntomas. "Es como tener el gas (de una bombona doméstica) abierto durante las 24 horas del día", ha descrito Moreno tras su reciente visita a la barriada.

Al respecto, la moción de Participa señala que el "posible foco" de estos episodios de hedor podría ser "un posible pozo negro y ciego bajo el taller de la antigua casa Peugeot, que podría haber sido receptor de todo tipo de residuos" y que, de alguna manera, habría derivado sus gases hacia las redes de saneamiento de agua que cruzan la zona.

En ese sentido, recordemos que una vez detectado el pasado otoño el repunte del hedor, fue acometido un sellado hidráulico en un emisario cercano de la empresa mancomunada del Aljarafe, Aljarafesa, siendo además instalado un extractor industrial junto al sector de la barriada más próximo al río, para intentar combatir los efectos del olor.

SIN "DIAGNÓSTICO CLARO"

No obstante, la moción de Participa señala que pese a los diferentes estudios e informes, no hay aún "un diagnóstico claro" sobre el origen de los hedores ni un "plan de intervención definido".

Por eso, y partiendo de que la situación "supera el ámbito municipal", la moción de Participa, modificada a través de dos enmiendas del PSOE, pide que la Consejería de Medio Ambiente y el Ayuntamiento de Coria, gobernado por el andalucista Modesto González, aborden el asunto "en su globalidad" y se redoblen los esfuerzos para localizar el foco del olor y "actuar de manera urgente".

Además, la propuesta pide que el Ayuntamiento reúna semanalmente la comisión de seguimiento creada meses atrás e informe de cualquier novedad. También se reclama al Consistorio "copia de la licencia de obras de las actuaciones realizadas en las últimas semanas en el local conocido como antiguo taller Peugeot, y se aclare si el alcance de la misma corresponde con las actuaciones realizadas, además de que se aclare si teniendo conocimiento el equipo de gobierno de la posibilidad de que dicho terreno estuviera contaminado, dicha autorización de licencia chocaría con la Ley 22/2011 de residuos y suelos contaminados".

LA HIPÓTESIS DE LOS "POZOS NEGROS"

En paralelo, se solicita "la confirmación o no de la hipótesis de los pozos negros", la activación del protocolo de actuación en materia de residuos y suelos contaminados y la aplicación de las disposiciones incluidas en el Programa Andaluz de Suelos Contaminados.

Todos los grupos políticos de la Diputación han apoyado la propuesta, mencionando los diputados del PSOE, el PP, IU y Ciudadanos que la barriada Guadalquivir vive una "situación de alarma" con un aire "irrespirable" y "pestilente". Por ello, todos han apoyado la idea de que el Consistorio y la Junta coordinen un trabajo conjunto para buscar una solución. La diputada socialista Concepción Ufano, concejal del Ayuntamiento de Coria, ha señalado además que las administraciones realizaron una "rápida actuación" ante el repunte del hedor, asegurando así la "colaboración" de la Junta de Andalucía en el asunto.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.