El exsecretario de Convergéncia i Unió, Josep Antoni Durán i Lleida, ha afirmado en A Coruña que "no cabe decir que el proceso independentista esté derrotado", puesto que Cataluña sigue marcada por la "inseguridad". Por ello, reclama un "presidente legal" que gobierne Cataluña.

Durán i Lleida ha respondido así a preguntas de los periodistas durante una visita a la institución benéfico social Padre Rubinos, en A Coruña, donde ha sido cuestionado por la situación de Cataluña, y en concreto por si ya se puede hablar de una derrota del proceso soberanista.

"La situación sigue siendo compleja y sigue marcando inseguridad", ha reconocido el exlider de UDC que, pese a que una parte importante de dirigentes independentista "no están dispuestos a continuar por la vía de la unilateralidad" ante el temor a terminar en prisión, "no cabe decir que el proceso esté derrotado".

Frente a esto, ha asegurado que, "cuanto antes", Cataluña necesita "un gobierno que de una vez gobierne" y que "permita levantar la aplicación del artículo 155". Además, reclama para Cataluña "un presidente que sea legal" y que "no esté perseguido por la justicia".

No obstante, considera que no será "fácil" estabilizar la situación de Cataluña, puesto que los catalanes -dice- "necesitaremos tiempo para sobreponernos" de lo sucedido en los últimos meses con el desafío soberanista.

"TRIPLE RECONCILIACIÓN"

A su juicio, cree que Cataluña necesita una "triple reconciliación". Primero, entre los propios catalanes para hacer frente a la fractura social de Cataluña; segundo, con el conjunto de España y, por último, asegura que es necesaria una "reconciliación" con los mercados, ante la huída de empresas del territorio catalán.

Preguntado por si existe ruptura dentro de las filas del bloque independentista, ha opinado que Junts per Catalunya y ERC compiten

entre si por "ver quien es más independentista", lo que está dificultado la gestión del proceso de Cataluña.

"Privadamente, muchos de ellos- los independentistas- se dan cuenta de que no tiene salida lo que en su día emprendieron pero no quieren ser los últimos en dar una paso adelante para que no se les califique de traidores", opina Durán i Lleida.

Ante esto, "si no se recompone las relación interna" entre ambas formaciones políticas, el exsecretario de Convergéncia i Unió no descarta una nueva convocatoria de elecciones. "Si no la recomponen , iremos de nuevo a elecciones", augura.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.