Imagen de la visita a las obras en la sede de la Delegación
Imagen de la visita a las obras en la sede de la Delegación EUROPA PRESS

Las obras en el edificio de la sede de la Delegación del Gobierno en la Región en la avenida Teniente Flomesta de Murcia terminarán en torno a los meses de febrero o marzo, momento en el que se procederá a su equipamiento para concluir el traslado de las dependencias a mediados de año, en los meses de verano.

Así lo ha hecho saber el delegado del Gobierno en la Región, Francisco Bernabé, en un contacto con los medios de comunicación tras visitar las obras acompañado por la directora general de la Administración Periférica del Estado del Ministerio de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales, Marta Crespo.

Durante la visita, Bernabé y Crespo han estado acompañados por la dirección facultativa y el contratista, y han supervisado la fase final de las obras de remodelación verificando que "todo está en orden". La inversión realizada asciende a 2,5 millones de euros y las obras arrancaron el verano de 2015, tal y como ha recordado el delegado.

Bernabé ha corroborado que el edificio de la Delegación "está muy avanzado" y la obra se encuentra en la fase "final". De hecho, explica que la previsión es que la contratista entregue el edificio al Gobierno de España entre febrero y marzo.

Una vez que el Gobierno de España reciba la obra, procederá a equipar el inmueble y a dotarlo de los medios tecnológicos precisos, según Bernabé, quien ha confirmado que ahora mismo se están elaborando las memorias del equipamiento necesario y empezando con las previsiones con la contratación.

Bernabé ha recordado que, antes de la remodelación, la sede de la Delegación del Gobierno albergaba sólo el despacho y el gabinete del delegado, sin otros servicios administrativos. Sin embargo, tras la reforma, se han habilitado tres plantas (la planta baja, la primera planta y la segunda planta) para acoger servicios de la Administración del Estado en la Región.

De esta forma, habrá varias decenas de funcionarios en el inmueble "prestando la atención a los ciudadanos y evitando, además, gastos al Estado porque, ahora mismo, hay edificios alquilados y locales por los que se está pagando una renta", según Bernabé, quien ha confirmado que esos servicios se centralizarán en el inmueble a partir de este verano.

"SE HAN RESPETADO TODOS LOS ELEMENTOS"

Por otro lado, Bernabé ha confirmado que se han respetado "todos los elementos arquitectónicos que pudieran tener un valor histórico", como un mural o el escudo principal que luce en la fachada, a pesar de que algunos lo "pusieron en duda".

Asimismo, ha destacado la calidad en la obra, porque es un edificio "muy luminoso, que invita al trabajo y a atender al ciudadano en las debidas condiciones".

"Va a ser una de esas obras arquitectónicas de referencia en la ciudad de Murcia, no sólo por la trascendencia, porque representa al Gobierno de España, sino por el buen trabajo arquitectónico y de construcción que se ha desarrollado en el mismo", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Murcia.