Varela se ha referido a este asunto en el pleno de la Junta General del Principado de Asturias (JGPA), cuando ha sido preguntada por la diputada de IU Marta Pulgar por las razones del cierre de la Unidad de Primera Acogida (UPA) de menores situada en el Fundoma (Oviedo). La consejera ha lamentado el formato parlamentario, alegando que un asunto tan importante no puede discutirse "en cuatro minutos".

En cualquier caso, ha insistido en que los cambios que se promueven desde la Administración, que implican la concentración de la intervención en el centro Los Pilares de Oviedo, no implica reducción del número de plazas asistenciales ni de los puestos de trabajo.

Tras una "reflexión profunda" se adapta así el sistema a la nueva legislación en materia de menores (Ley 26/2015 y Ley orgánica 8/2015, de Modificación del Sistema de Protección a la Infancia y Adolescencia).

En el centro Los Pilares se aplicarán tres programas: 'Atención inmediata', 'Media estancia' y 'Vida independiente'. La capacidad será de 37 menores atendidos por 57 profesionales. Varela ha mostrado su reconocimiento por todos los trabajadores y ha dicho que la prueba es que se sigue contando con ellos.

Sin embargo, Pulgar se ha mostrado preocupada por el proceso y ha dicho que el Gobierno da la sensación de ir "como pollo sin cabeza" en lo que se refiere a las decisiones relativas a la organización de la atención a menores, y que ha venido planteando soluciones diferentes.

La diputada de IU ha alertado de la existencia de un clima laboral muy enrarecido con unos trabajadores que vienen demandando más medios y que están enfrentados a una dirección "muy autoritaria". "¿Usted cree que el traslado a un macrocentro y apostar por una vuelta a un modelo residencial grande es apostar por la calidad?", le ha preguntado Pulgar a Varela.

Consulta aquí más noticias de Asturias.