Y cuartos exteriores. Las viviendas de protección que se construyan a partir de ahora en Galicia no bajarán de los 40 m2 de superficie, con lo que los pisos ganarán casi 20 m2 con respecto a los límites actuales que marca la ley.

Además, según aprobó ayer el Consello de la Xunta, los cuartos habitables de las casas (salvo los baños) deberán ser exteriores para ganar la mayor iluminación natural posible.

Jóvenes emancipados

Al margen de esta medida, más de 20.000 jóvenes gallegos se beneficiarán de la gestión conjunta de las ayudas para emancipados que harán el Ministerio y la Consellería de Vivenda. Táboas y Chacón firmaron el convenio ayer en Madrid.