Según ha informado la Policía Local, los hechos ocurrieron pasadas las 18,30 horas de este martes, cuando una trabajadora de una ONG informó sobre un supuesto delito de violencia de género entre una pareja de refugiados de nacionalidad colombiana.

La requirente explicó a los agentes que una usuaria le había comunicado que había sido agredida por su pareja y tuvo que ser asistida en un centro médico. Además, informó de que el varón se negó a marcharse de la vivienda titulada por la ONG en la que residen, pese a que así lo establece el protocolo ante un caso de violencia de género.

A continuación, la víctima ratificó a los efectivos policiales que, tras una discusión y en presencia de sus dos hijos menores de edad, su pareja le había agredido propinándole un puñetazo en un hombro y varias patadas en una pierna; y, cuando ella intentó irse por su actitud agresiva, él la siguió y la volvió a agredir.

Según explicó, ante la insistencia de su pareja, finalmente regresó al domicilio, pero, debido al dolor que sentía en el hombro, acudió a un centro médico y decidió contar lo ocurrido a la trabajadora de la ONG. Por todo ello, los agentes procedieron a detener al varón, de iniciales E.M.M.D., por un delito de violencia de género.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.