Según ha informado la Policía Nacional, los hechos que motivaron la detención ocurrieron en la madrugada del 12 de noviembre de 2017, sobre las 5,30 horas, cuando se recibió una llamada en la Sala 091 en la que se comunicaba que dos mujeres habían sido agredidas por un chico en una calle de la zona centro de Ourense.

Por ello, agentes de Atención al Ciudadano del Grupo de Seguridad Ciudadana de la Comisaría Provincial de Ourense se dirigieron al lugar y, una vez allí, encontraron a una de las mujeres tirada en el suelo y otra a su lado, ambas con lesiones.

Las agredidas manifestaron que una de ellas le había pedido fuego a un chico y éste le contestó de "malas formas, diciéndole su amiga que no hacía falta contestar mal", según el relato policial, momento en el que el joven le propinó un puñetazo en la cara, que provocó que le sangrara la nariz.

La amiga, al intentar socorrerla, recibió una patada a la altura del tobillo y se cayó al suelo, tras lo que comenzó el chico a darle patadas y puñetazos por todo el cuerpo hasta que le alertaron de que un viandante había llamado a la Policía y se fue del lugar.

LESIONES

Los policías actuantes solicitaron una ambulancia para el lugar y las mujeres fueron trasladadas al Complexo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO) para ser atendidas de sus lesiones. Una de ellas presentaba rotura de la nariz y la otra, un esguince de tobillo.

El Grupo de Investigación inició las pesquisas para el esclarecimiento de los hechos, en el marco del que se identificó al presunto autor de los hechos, que fue localizado y detenido en la tarde del miércoles.

El detenido es un varón de 21 años de edad, natural de Ourense, al que no le constan arrestos anteriores. El chico quedó en libertad en dependencias policiales esa misma tarde.

La Policía ha resaltado que las víctimas "no conocían de nada a su agresor" y ha confirmado que "el motivo de la agresión" fue que una de las mujeres le pidió fuego.

Consulta aquí más noticias de Ourense.