El concejal y el responsable de la guía presentan el proyecto en rueda de prensa
El concejal y el responsable de la guía presentan el proyecto en rueda de prensa AYTO

El Ayuntamiento de València ha editado una guía de movilidad sostenible que recoge tanto las medidas abordadas en los dos últimos años como los proyectos de futuro para alcanzar un nuevo modelo urbano y mejorar la competitividad de la ciudad. La publicación quiere servir de manual y "guía pedagógica", por lo que se repartirán 3.000 copias a colegios, bibliotecas y centros municipales.

El concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, ha destacado este jueves en rueda de prensa que todas las acciones llevadas a cabo desde el inicio de legislatura en 2015 forman parte de un único proyecto "reformista" para equiparar a València con el modelo de transporte de otras ciudades españolas y europeas.

'València, hacia una movilidad (+) sostenible' ha sido editada conjuntamente tanto en valenciano como en castellano y se lanzará próximamente en inglés para su difusión internacional. Su responsable es el experto en movilidad Vicent Torres, que ha colaborado desinteresadamente en el proyecto como colaborador municipal. Grezzi ha destacado que, por tanto, el coste de la publicación es únicamente el de su maquetación e impresión.

El "inspirador" de la propuesta ha explicado que el signo '+' del título hace referencia a las medidas que se llevarán a cabo en el futuro, todas integradas en "una tendencia continúa a la sostenibilidad". "No es un todo o nada, es un proceso tras la parálisis de los últimos años, cuando València estuvo con los ojos cerrados al resto del mundo", ha defendido Torres, para rechazar las críticas de "improvisación o 'salto de mata'" a las medidas de Movilidad Sostenible.

La guía arranca con dos manifiestos del alcalde, Joan Ribó, y otro del propio Grezzi, en los que repasan los "graves problemas" que ocasionan en València el volumen "excesivo" del transporte privado, así como las prioridades a establecer -"admitir limitaciones de acceso y recuperar parte de la vía pública para los usuarios hasta ahora marginados"- y una llamada a la "comprensión" de la ciudadanía.

Bajo este prisma, y en base al Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) de 2013, la publicación compara los datos actuales de movilidad interna y externa en València, con un 23,6% de los movimientos realizados en coche y moto dentro de la ciudad y hasta un 72,5% en el área metropolitana.

LLAMADA A UNA MAYOR FINANCIACIÓN DEL GOBIERNO

Para el Ayuntamiento, esto se debe a "la falta de previsión, la dispersión del crecimiento urbanístico y la falta de inversión en transporte público", por lo que ve "imprescindible" una mayor financiación del Gobierno -que "hasta ahora ha eludido subvencionar el transporte"-, además de favorecer el uso del coche compartido y crear una red ciclista metropolitana.

Estos objetivos quedan plasmados en los siete ejes de la guía. 'La ciudad que camina' señala que la mayoría de desplazamientos se hacen a pie y destaca medidas como la ampliación progresiva de ejes peatonales, la creación de rutas escolares seguras, el mayor tiempo para peatones en los semáforos o la sustitución de "barreras" superiores con escaleras o rampas por pasos a nivel protegidos, como en las pasarelas de la avenida del Cid, actualmente en proceso de cambio. Otras acciones son la creación de calles de tráfico limitado, como en Ciutat Vella, la reserva de aparcamientos para residentes o la limitación de la velocidad.

El apartado dedicado a la bici, 'La ciudad de la bicicleta', defiende su uso como medio "cotidiano y habitual" para hacer de València la "capital mediterránea" de la bici. Para ello, recoge iniciativas como la extensión de la red a otros barrios y poblaciones, la regulación de las ciclovías, o la extensión de los aparcamientos de Valenbisi.

En 'El transporte público que merece València', el Ayuntamiento apuesta por mejorar la competitividad de la EMT mediante una red "más conectada y menos radial", la renovación de la flota con autobuses "limpios" -híbridos y eléctricos-, el cambio de líneas repetidas, los carriles segregados o las alternativas para el aparcamiento nocturno en carril bus. Para los taxis, defiende facilitar su acceso a zonas restringidas y potenciar su uso compartido y complementario.

'ZONAS 30'

Las medidas para una circulación "más tranquila y respetuosa" quedan recogidas en el epígrafe 'La movilidad más segura', con la voluntad de alcanzar "una mayor disciplina viaria", incidir en los puntos negros de accidentes y reponer las estaciones de medición de contaminación que se habían "sacado" de las áreas centrales. También plantea extender la limitación de velocidad de 30 km/h y aumentar así las llamadas 'zonas 30', algo que Grezzi ha señalado que han planteado barrios como Benimaclet o Russafa.

En materia de contaminación, preguntado por si el Ayuntamiento plantea restringir el paso de coches y motos en algunas zonas por el ruido, el concejal ha puntualizado que "es prematuro decirlo" y que la intención es "no llegar a ello", mediante una bajada del tráfico rodado con otras acciones. Ha resaltado al respecto que la peatonalización para pacificar el tránsito "se ha notado sustancialmente" en zonas como Ciutat Vella.

APUESTA "CLARA" POR EL COCHE ELÉCTRICO

La guía defiende además 'La movilidad inteligente', con acciones para reducir el impacto de la distribución comercial y aprovechar las nuevas tecnologías. Para ello, destaca la apuesta "clara" por los vehículos eléctricos, la reserva de espacios para carga y descarga, las tecnologías 'smart city' y la colaboración con la Generalitat en la Agencia Metropolitana de Transporte.

Como colofón, 'La movilidad participativa' recuerda la intención del Ayuntamiento de integrar la visión de la ciudadanía en los nuevos proyectos, mediante consultas incluso antes de su redacción y teniendo en cuenta a todos los sectores. Todos los objetivos del manual quedan plasmados en un mapa de València que relaciona los requisitos para una movilidad sostenible con las acciones llevadas a cabo. El diseño de la guía es de Jorge Soriano, de Locandia Estudio, con fotografías de los últimos años de Pilar Albelda.

INFOBARÓMETRO MUNICIPAL

Por otro lado, respecto a las críticas de la Federación de Asociaciones de Vecinos de València al último barómetro municipal -presentado esta semana con una nota de 6,1 sobre 10 tanto al servicio de la EMT como al de Valenbisi-, el titular de Movilidad Sostenible ha recordado que el Ayuntamiento está "abierto al diálogo" con los vecinos y ha subrayado que la encuesta aporta "una foto que es la que es" de la situación de la ciudad. "Más allá de mensajes catastrofistas, demuestra que no hay ese caos", ha aseverado.

Consulta aquí más noticias de Valencia.