Cebek ha acusado a los sindicatos de no querer un Convenio provincial para el sector de Oficinas y Despachos de Bizkaia y ha afirmado no compartir los motivos por los que se ha convocado este jueves una huelga en el sector.

En un comunicado, la patronal vizcaína ha asegurado que, para acordar, "hay que querer negociar". "Y hacerlo además atendiendo de una forma razonable a los intereses de las personas, pero también de las empresas, algo a lo que los sindicatos, al menos una mayoría suficiente, en la actualidad no están dispuestos", ha asegurado.

Cebek ha afirmado que no es cierto que las "líneas rojas" sindicales sean la antigüedad o la garantía mínima, sino todas las materias del último convenio colectivo cuya vigencia finalizó hace ya cinco años y que "consideran innegociables, como si desde esta fecha los distintos sectores y/o empresas no hubieran avanzado".

ELA y LAB

La patronal vizcaína ha señalado que, si este sector no dispone actualmente de un convenio colectivo, es porque "ELA y LAB en diciembre de 2013 rechazaron el principio de acuerdo alcanzado entre Cebek, UGT y CC.OO (cuya representatividad no era suficiente para un convenio de eficacia general), provocando la desaparición del convenio anterior y la aplicación de distintos convenios de ámbito superior".

Cebek ha manifestado que, pese a ello, los sindicatos continúan "sin estar dispuestos a modificar aspecto alguno del convenio provincial decaído, ni tampoco a adecuar su contenido a las distintas realidades normativas que desde el año 2013 se han aplicado en el sector, entendiendo que una negociación es sólo realizar cesiones sobre la propuesta sindical sin atender a las propuestas empresariales".

A su juicio, esa es la actitud que impide la firma de un convenio, el considerar "innegociable todo lo anterior". En este sentido, ha asegurado que, para alcanzar un acuerdo en este sector, "no pueden obviarse, mucho menos hoy, la diversidad de sectores que engloba, sus distintas necesidades y las distintas realidades surgidas a partir de su decaimiento".

"No es cierto que Cebek pretenda la congelación salarial, eliminar la antigüedad o la garantía mínima, sino como se ha hartado de repetir en la mesa de negociación, adecuar éstas y otras materias del convenio a esas distintas realidades del sector", ha señalado.

En este sentido ha recordado que plantea mantener la jornada del convenio anterior y un incremento salarial el primer año (2018) del 2,5% y del 1%, 1,25% y 1,5% para los años siguientes, cuando los convenios de ámbito estatal legalmente aplicables en el sector tienen "jornadas laborales 60 horas superiores, tablas salariales hasta un 50% inferior y estructuras retributivas y regulaciones más flexibles que la del convenio colectivo decaído en el año 2013".

Por último, ha manifestado su apuesta por el convenio provincial de Oficinas y Despachos de Bizkaia, pero "sin que este acuerdo sitúe a las empresas de Bizkaia en una peor situación para competir".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.