Un control de ITV de la Policía Local de Toledo condujo a detectar un vehículo que había sido denunciado como sustraído el pasado mes de octubre en una Comisaría de la provincia de Madrid. El único ocupante del turismo indicó en ese momento que el conductor habitual era su hermano, quien lo tenía contratado con una empresa de renting, ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.

El vehículo fue trasladado a la Comisaría de la Policía Nacional de Toledo donde los investigadores comenzaron con las pesquisas, comprobándose que efectivamente ese turismo había sido contratado (junto a otro de la misma marca) a mediados de 2016 por el administrador de una empresa que dejó de pagar las cuotas pocos meses después.

Al detenido, a quien ya le constan varios antecedentes policiales, se le imputa un delito de apropiación indebida.

Consulta aquí más noticias de Toledo.