El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve
El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve EUROPA PRESS

Santisteve ha aseverado que la ciudad "no busca una vía unilateral, sino con todo el territorio implicado y Zaragoza no busca una salida egoísta porque el problema de fondo es la depuración de las aguas".

"Estamos todos interesados en una salida común en la línea que defiende la RAPA y las entidades que han convocado la manifestación de este 4 de febrero y ahora más que palabras hay que ver si se va a la derogación del ICA, si se devuelven los recibos y si hay una profunda reforma de la Ley de aguas".

En declaraciones a los medios de comunicación, Santisteve ha vuelto a reiterar que la posición del ayuntamiento es la que defiende la RAPA que pasa por "revisar en profundidad el Plan de saneamiento y luchar contra la privatización del agua".

A su parecer, hay un problema de transparencia sobre los 140 millones del Plan de depuración que "nadie sabe dónde han ido" y además, ha recordado que Zaragoza tiene una carencia en la renovación de las tuberías que hay que acometer. Ha dejado claro que el impuesto del ICA "que graba doblemente a los zaragozanos es injusto como ha reconocido Lambán y como también se ha puesto de manifiesto en esa falta de transparencia".

Sobre el mantenimiento de las bonificaciones, Santisteve ha abundado en que el Ayuntamiento de Zaragoza tiene bonificada la tarifa del agua por la que algunas familias solo pagan un 5 por ciento. "Tanto la progresividad como la bonificación la tenemos clara desde el principio", ha zanjado.

"La solución tiene que ser global y Zaragoza nunca ha buscado vías egoístas y exclusivistas y el debate tiene que ser con las entidades que han planteado la movilización del domingo", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.