Navidad en el Puerta del Mar
¿Quién quiere operarse o permanecer hospitalizado durante la Navidad? JOSÉ GARCÍA JOSÉ GARCÍA

En Navidad nadie quiere operarse. Y los que están ingresados en el hospital, hacen todo lo posible por conseguir un alta provisional y disfrutar de la Pascua en su casa. Y dado que la actividad quirúrgica programada disminuye ostensiblemente y una gran parte del personal disfruta de algunos días de asueto, en el Hospital Puerta del Mar se sigue la misma política que durante el verano: la del cierre provisional de camas.

Algunos pacientes ingresados piden un alta temporal para la fiesta y luego regresan al hospital


Según informaron a este periódico desde el centro hospitalario, durante la Pascua se cerrarán un total de cien camas, que corresponden a cinco controles diferentes cada una.


Sin embargo, las mismas fuentes de la Administración sanitaria recordaron que el cierre de camas y controles está siempre sujeto a las necesidades que vayan surgiendo durante el desarrollo de la fiesta, y ello implica que podrían ser reabiertas de manera inmediata si resultara imprescindible para una correcta atención al ciudadano.


Porque también se dan situaciones contrarias. La actividad quirúrgica programada desde luego que disminuye. Pero hay circunstancias específicas de la fiesta, tales como indigestiones, comas etílicos o, en el peor de los casos, accidentes de tráfico, que podrían desbordar en cualquier momento toda previsión que se hubiera podido hacer sobre la demanda asistencial y la capacidad de respuesta a la misma.


Intervenciones urgentes es de esperar que tengan que producirse pocas, pero existe un menudeo de situaciones menos graves que también pueden colapsar servicios claves del hospital.


Ello se refiere fundamentalmente al servicio de Urgencias, que se encuentra inmerso en trabajos de rehabilitación, y que normalmente experimenta una sobrecarga de actividad las noches claves de la Pascua, Nochebuena y Nochevieja básicamente, para las que normalmente siempre hacen falta refuerzos.


Y también están las necesarias sustituciones por baja laboral o por vacaciones del trabajador que ostenta la titularidad de la correspondiente plaza.Y poco generosidad a este respecto es un aspecto muy criticado por los sindicatos.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE CÁDIZ.