Según ha informado el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), el hombre ha sido condenado a penas de 33 años de cárcel por las agresiones sexuales y a otros dos años de prisión por un delito de violencia psíquica en el ámbito familiar. Además, no podrá comunicarse con las víctimas en un plazo de 16 años y tendrá que participar en programas formativos de educación sexual.

En concreto, los hechos tuvieron lugar en Friol cuando el hijo del condenado y sus dos amigos tenían menos de 16 años. Entre otras cuestiones, la sentencia considera probado que el hombre sometía a su hijo a vejaciones sexuales en contra de su voluntad e incluso llegó a violarlo.

Asimismo, el fallo también considera que en 2015 el hombre agredió sexualmente a dos amigos de su hijo, a los que llegó a obligar a realizarle felaciones.

Por estos hechos, la sala le impone, además, la obligación de indemnizar a su hijo con 40.000 euros y con 15.000 euros a cada uno de los otros dos menores agredidos.

Consulta aquí más noticias de Lugo.