Vehículo inmovilizado en Viana
Vehículo inmovilizado en Viana GOBIERNO DE NAVARRA

La Policía Foral ha imputado en las últimas horas a tres conductores por delitos contra la seguridad vial. Todos ellos han cometido además infracciones muy graves a la Ley de Seguridad Vial, por lo que sus vehículos han sido inmovilizados.

En Viana (N111) un vecino de Logroño de 32 años fue sorprendido ayer martes por una patrulla de Estella conduciendo sin carné, sin seguro, con la ITV caducada y ofreciendo positivo en anfetamina y metanfetamina. Su vehículo fue inmovilizado en el polígono 'Las Cañas', tras ser denunciado por la prueba de drogas, la carencia de seguro obligatorio y la ITV sin pasar. Todas estas infracciones suponen un conjunto de multas de 2.700 euros y la retirada de seis puntos del carné. Además, un juzgado le había retirado el permiso anteriormente, ha informado en un comunicado el Gobierno de Navarra.

En Unzué una patrulla de Tafalla ha imputado esta noche a un camionero de Alicante 47 años después de quintuplicar la tasa de alcoholemia (0.78 mgr/litro) y ofrecer positivo en cocaína, anfetamina y metanfetamina. Los hechos se han producido al recibirse información a través del 112 sobre la conducción irregular de un camión por la N121 (Pamplona-Tudela), que ha sido interceptado en el km 19. También se le ha denunciado por conducción negligente.

Por otro lado, en una calle de Lekunberri fue imputado ayer martes un padre como cooperador necesario para la comisión de un delito contra la seguridad vial. Su hijo, inimputable al ser menor de 14 años, fue sorprendido conduciendo un quad, junto a otras personas, según el aviso que movilizó la patrulla de tráfico al lugar. Se trata de un vecino de la localidad de 56 años, con antecedentes.

Finalmente en Caparroso (cruce de la N121 con la NA1240) una patrulla de Tudela inmovilizó ayer martes un vehículo por prueba positiva en drogas de su conductor, un vecino de Marcilla, después de cometer a la vez varias infracciones graves.

Los hechos sucedieron cuando no respetó un ceda el paso mientras hablaba por teléfono, teniendo el coche patrulla que esquivarlo para evitar la colisión. Fue denunciado por no respetar la señal de prioridad, hablar por teléfono conduciendo, prueba positiva de cannabis y tenencia de droga. Estas infracciones suponen un conjunto de multas de 2.000 euros y la retirada de un total de 13 puntos del carné de conducir.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.