Tal como ha dado a conocer el equipo directivo y el claustro de este centro a CSIF, se vivió una situación de "alto grado de violencia", que se repite en el tiempo, y ante el que los trabajadores manifiestan sentirse "desbordados" y con una situación de "desánimo, ansiedad y miedo".

La responsable de Educación de CSIF Granada, Victoria Pineda, ha calificado en una nota de prensa de "intolerables" los hechos, y aunque ha valorado la reunión mantenida este miércoles entre responsables Delegación de Educación y la dirección del centro, ha solicitado "que se pongan sobre la mesa medidas que garanticen la convivencia y paz en este centro escolar".

A este respecto, Pineda ha apuntado "que se deben escuchar las reivindicaciones de los profesionales que piden un sistema de seguridad permanente y sistemático en el centro".

CSIF Granada ha recordado que "cada día se detectan y salen a la luz más casos de acoso escolar en los que se muestra cómo la violencia permanece instaurada en los comportamientos de los escolares que ejercen el acoso y el miedo de los otros compañeros que lo padecen, pero que finalmente no lo denuncian".

En este sentido, el sindicato ha valorado positivamente "la existencia y aplicación de los correspondientes protocolos de actuación, pero solicita la aplicación de más herramientas de medición y prevención, así como campañas de concienciación que fomenten el respeto al profesorado y a los compañeros para evitar casos como éste".

Consulta aquí más noticias de Granada.