Así, se busca a los autores de sentidos hechos, que "podrían estar relacionados", según el subdelegado de Gobierno en Zamora, Jerónimo García Bermejo, "podrían estar relacionados".

El primero de los robos se produjo en una empresa constructora situada en la calle Arapiles poco antes de las 19.00 horas, mientras que el robo en Valladolid ocurrió en una funeraria aproximadamente una hora después.

"En ambos casos fueron robos con violencia e intimidación, usando armas. Con el espacio de solo una hora de antelación se habría producido el de Valladolid, un asalto de similares características", ha apuntado el subdelegado.

En ambos casos los testigos apuntan la presencia de tres personas, aunque, según el subdelegado, en el caso de Zamora los tres entraron en la empresa con pistolas y exigieron la entrega de dinero a los empleados que en ese momento se econtraban trabajando.

Sin embargo, en el caso de Valladolid, en las oficinas de la funeraria, en la que había cinco empleados, entraron dos personas con el rostro cubierto y armados con pistolas mientras que una tercera les esperaba en un coche en el que emprendieron la huida con un botín de unos 300 euros.

"Se está tratando de establecer una línea de investigación debido a la posible similitud y ejecución por las mismas personas", ha señalado el subdelegado del Gobierno en Zamora.

Consulta aquí más noticias de Zamora.