En primer lugar, en un comunicado, Satse ha denunciado que empresas y centros comerciales "siguen recurriendo" al uso de estereotipos sexistas a la hora de reflejar la imagen de los profesiones de enfermería". Así, han puesto como ejemplo el caso de los supermercados Alcampo, que incluyen en su catálogo para estas fechas un disfraz de estas características.

"Lejos de desaparecer, los casos de difusión de imágenes y mensajes que atentan contra la dignidad de las profesionales sanitarias, fundamentalmente enfermeras, siguen produciéndose", ha denunciado el sindicato, que ha recordado que pidió al Ministerio de Sanidad la puesta en marcha de un observatorio que trabaje para acabar con estos estereotipos.

Por su parte, la Agrupación de profesionales de la salud de Galicia (Prosagal), también ha censurado la "reiterada comercialización" de estos disfraces que "año tras año regresan a los estantes de las tiendas" y que suponen un "grave insulto y vejación" contra todas las enfermeras.

"Estos disfraces nos ridiculizan, no contribuyen a dignificarnos como profesionales, ni al respeto obligado hacia toda profesión que debería reinar en cualquier festividad", ha asegurado Prosagal, que llama a los ciudadanos a no usar ni comprar este tipo de prendas de carnaval.

Así, ha pedido a los gallegos que no permitan que, con su dinero, "se siga perpetuando estos tópicos machistas" y ha instado a los grupos políticos a legislar la venta de estos disfraces para su erradicación del mercado.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.