Cientos de persona se manifiestan en defensa de los jugadores de la Arandina
Lucho, Viti y Calvo están acusados de agredir sexualmente a una menor de 15 años. ATLAS

La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Aranda de Duero ha advertido a la defensa de los tres exjugadores de la Arandina a los que se investiga por una presunta agresión sexual a una menor de 15 años que no permitirá que se criminalice a la chica.

La jueza hace suyos los argumentos empleados por la Audiencia Provincial el 8 de enero y, además de asegurar que "no va a consentir" que se produzca una doble victimización de la denunciante, tampoco permitirá que se realicen "juicios morales sobre lo que son actitudes propias (o impropias) de una niña que ha sido presuntamente agredida sexualmente por tres hombres".

Así se recoge en los fundamentos de derecho del auto emitido para rechazar el recurso presentado por los abogados de los futbolistas, ante la negativa del Juzgado a admitir nuevas testificales solicitadas, y al que ha tenido acceso la Agencia EFE.

La magistrada se reafirma en su negativa a autorizar la comparecencia como testigo de una joven que, según la defensa, podría proporcionar una coartada a los acusados, ya que asegura que estaba con ellos la noche del 24 de noviembre, y que, voluntariamente, se presentó a declarar ante la Policía Nacional el 13 de diciembre.

En concreto, considera que su declaración "se reputa innecesaria a los fines de la instrucción" ya que, si bien se la ha aludido en varias ocasiones durante el procedimiento, ni ella refiere haber estado con los investigados el día en que supuestamente se produjeron los hechos denunciados ni los propios investigados la nombran en su única declaración judicial.

De la misma manera, descarta llamar a otros menores propuestos por los defensores ya que "nadie los ha mencionado en la actual instrucción". En este caso, según los abogados de los futbolistas, sus testificales servirían para confirmar la normalidad en el comportamiento de la denunciante los días posteriores a la supuesta agresión. Se da la circunstancia de que a la solicitud de estas dos testificales se había adherido parcialmente el propio Ministerio Fiscal.

El auto también rechaza la declaración del representante legal de la Arandina CF y la posibilidad de acotar la recogida de grabaciones de cámaras de seguridad o vigilancia que existieran en la zona próxima a los domicilios de la víctima y los investigados ya que, según ha respondido la Policía Local de Aranda de Duero, "no se conservan grabaciones de dicha fecha al haber transcurrido el tiempo durante el cual se conservan".

Por último, la jueza recurre a jurisprudencia del Tribunal Constitucional asegurando que la tutela judicial efectiva no incluye "ni el derecho a una actividad probatoria ilimitada ni el derecho a una instrucción indefinida".

Por ello, recuerda que en varias sentencias se considera que resulta inútil e incluso improcedente "cualquier medida investigadora que sin poder alterar la convicción del juez, prolongue indebidamente la causa".

El auto que rechaza la comparecencia de nuevos testigos no ha convencido a los abogados de los futbolistas, que ya han anunciado que recurrirán a la Audiencia Provincial.

Consulta aquí más noticias de Burgos.