La concejala socialista en el Ayuntamiento de Jaén, Matilde Cruz, ha señalado que desde diciembre de 2013 el Consistorio tiene encomendada la gestión de la zona azul y sus trabajadores, un servicio con superávit, a diferencia de otros que se han municipalizado con grandes deudas.

"Desde que se diera por extinguido el contrato con la empresa que llevaba la zona azul, la ORA, los trabajadores se han encontrado en un limbo laboral que no merecen, ya que renuevan sus contratos prácticamente de mes en mes, lo que les está afectando a su vida laboral y a sus derechos como empleados", ha indicado la concejala socialista en un comunicado.

Cruz ha recordado que esta encomienda fue propuesta por el propio PP y aprobada en pleno. Tres años después, en mayo de 2016, una moción socialista volvió a reiterar la necesidad de dar una solución a estos trabajadores, moción que fue aprobada también por unanimidad. "No puede ser que en 2018 el alcalde salga con una declaración de intenciones con algo que debería estar cumplido", ha dicho Cruz.

Asimismo, la concejala ha indicado que la empresa cesante de la concesión sigue embolsándose el dinero por un servicio que en su momento iba a pasar a la empresa pública Epassa, responsable de los aparcamientos. "Además del daño laboral, a Epassa, con una situación comprometida en sus cuentas, se le ha privado de unos ingresos en estos cuatro años que superan los tres millones de euros, por lo que nos parece que el compromiso de hoy del alcalde se queda muy corto a todos los niveles", ha dicho Cruz.

La concejala ha recordado a Javier Márquez que "reunirse para hacerse una foto no es lo que se esperaba de él como alcalde", por lo que le ha animado "a trabajar en su casa y dejarse de fotos, postureo y promesas vagas".

Consulta aquí más noticias de Jaén.