Según informa la Policía en un comunicado, al parecer, el detenido aprovechó algunos momentos cuando se encontraba en la vivienda de la víctima para hurtar las joyas.

Una vez denunciada la sustracción de las joyas valoradas en unos 1700 euros, se inició la investigación para esclarecer los hechos. Así, tras diversas gestiones policiales, se pudo comprobar como el arrestado había vendido parte de las efectos sustraídos por lo que se procedió a la recuperación de los efectos y a la detención del autor.

La investigación se inició el pasado día 18 de enero tras recibir

una denuncia en la Comisaría de El Puerto donde una mujer denunciaba el robo de sus joyas. La denunciante informó a los agentes que las joyas las guardaba en su domicilio y que sólo podía haber accedido al mismo su exnovio, con el cual había mantenido una relación de pocos meses.

Con la información obtenida a través de la comparecencia de la víctima, la Policía Nacional inició una investigación que pronto daría resultados.

De esta manera, los agentes, tras realizar diversas indagaciones, pudieron localizar parte de las joyas robadas en establecimientos de compra-venta de oro. Una vez se identificaron las piezas, se pudo establecer la relación con la expareja de la víctima.

En este sentido, el detenido había aprovechado los momentos en el cual la víctima tomaba una ducha cuando estaban juntos en el domicilio de ésta para hurtarle las joyas.

Gracias a la rápida

intervención policial se han podido recuperar las piezas sustraídas, así como la detención del presunto autor de un delito de hurto.

La investigación policial que ha posibilitado el esclarecimiento de los hechos y la detención del autor ha sido llevada a cabo por el

Grupo de Delincuencia Urbana de la Brigada Local de Policía Judicial de El Puerto de Santa María.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.