La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Valladolid ha aprobado este miércoles la adjudicación del contrato de obra del paso inferior bajo el ferrocarril en la Plaza de Rafael Cano a la Unión Temporal de Empresas entre Obras, Caminos y Asfaltos y Obras, Pavimentos e Instalaciones Industriales, que finalmente contará con un presupuesto de 2.127.667,60 euros, IVA incluido, y con un plazo de ejecución de nueve meses.

El órgano de gobierno del Ayuntamiento de Valladolid, reunido este miércoles en sesión ordinaria bajo la presidencia del alcalde, Óscar Puente, ha abordado varios asuntos relativos a Urbanismo, Infraestructuras y Vivienda como también la expropiación del patio interior del claustro de Las Francesas o la ordenación urbanística de las Laderas de Parquesol.

Así, se ha adjudicado el contrato de obras de construcción del paso inferior bajo el ferrocarril en la Plaza de Rafael Cano a la empresa que había resultado propuesta por la Mesa de Contratación a primeros de enero, aunque se llevarán a cabo otras actuación en el entorno cuantificadas en 389.088,63 euros.

El plazo para la finalización de la obra es de nueve meses, por lo que "si no surge ningún contratiempo", el equipo de Gobierno espera que estén rematadas y recibidas a mediados de diciembre de 2018.

"Este calendario encaja a la perfección con la lógica constructiva, pues las obras estarán en plena ejecución durante todos los meses de más horas de luz y mejor climatología, y concluirán en el momento adecuado para realizar las plantaciones", han añadido las mismas fuentes.

Asimismo, el equipo de Gobierno ha resuelto expropiar por ministerio de la ley, a instancia judicial de los propietarios, el patio descubierto del Claustro situado en el interior de la planta baja del edifico de 'Las Francesas', ubicado en la calle Santiago 22; con un justiprecio fijado en 230.347,75 euros, según acordó la Comisión Territorial de Valoración.

Este espacio de planta cuadrada, que está calificado como dotación pública, tiene una superficie de 298 metros cuadrados y la característica de ser un Bien de Interés Cultural (BIC), con las limitaciones que se derivan por su carácter de Monumento Histórico Artístico.

El edil de Urbanismo, Manuel Saravia, ha apuntado que se trabaja en un proyecto para dar un uso cultural a este espacio, junto con un local que ha adquirido en la primera planta.

Eso sí, el corredor del claustro, que cuenta con el peculiar suelo empedrado y de 'tabas', queda fuera de este acuerdo, ya que pertenece a la Comunidad de Propietarios. Su mantenimiento es objeto de conversaciones desde hace tiempo, pues al ser un Bien Cultural se entiende que la Junta debería encargarse de ello. Por eso, el edil de Urbanismo espera que el Ayuntamiento, al tener ahora más participación en la propiedad del edificio y poder hacer "más fuerza" ante la Administración regional.

Igualmente, ha aprobado una prórroga excepcional hasta la formalización del nuevo contrato de conservación, reparación y reforma de las infraestructuras viarias que está adjudicado a la empresa Zarzuela S.A. El plazo máximo será de seis meses -hasta el próximo 30 de junio- y se compromete un gasto máximo de 1.450.000 euros a favor de la adjudicataria.

LADERAS DE PARQUESOL

También se ha dado el visto bueno a la ordenación del ámbito urbanístico de las laderas de Parquesol, que incluye una parte para desarrollo comercial, un carril bici, así como un parque con un diseño "único y coherente" realizado por el Ayuntamiento.

Por otra parte, el órgano de Gobierno ha concedido una licencia de obras para la demolición y posterior construcción de una vivienda unifamiliar en la calle Parva de la Ría; igual permiso se ha otorgado a una comunidad de propietarios para la instalación de un ascensor en la calle Flores.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.