Puerto de Sevilla
Puerto de Sevilla EUROPA PRESS/PUERTO

El Puerto de Sevilla ha aumentado el importe neto de su cifra de negocio un 14 por ciento en 2017 con respecto a 2016, alcanzando los 22,4 millones, mientras que el tráfico de mercancías ha descendido un 5,3 por ciento, "menos de lo previsto" ante una bajada de los contenedores del 24 por ciento que ha sido amortiguada por el incremento del 84 por ciento de los líquidos y del 194 por ciento del cemento y del clínker.

En rueda de prensa, el presidente del Puerto de Sevilla, Manuel Gracia, junto al director de las instalaciones, Ángel Pulido, ha detallado que, del total del volumen de negocio, un 67 por ciento corresponde al generado por las concesiones a empresas y el resto por el tráfico de mercancías.

Además, los beneficios han ascendido a 2,9 millones de euros frente a los alrededor de cinco millones de 2016, una cifra que se alcanzó por "sucesos excepcionales", ya que se vendieron dos edificios, tal como explica Pulido.

En cuanto a inversión pública, Gracia señala que la Autoridad Portuaria ha destinado un diez por ciento más que en el ejercicio anterior, hasta un total de 10,5 millones de euros para su desarrollo logístico e industrial, mientras que la inversión privada ha ascendido a 56 millones. "Por cada euro de inversión pública, el Puerto ha atraído cinco euros de inversión privada", añade.

"Tenemos un puerto multipropósito centrado en distintas actividades, que es lo que da estabilidad frente a las diferentes coyunturas", agrega, tras abogar por "potenciar la multimodalidad". Para Gracia, el Puerto tiene "un presente sólido y somos referente en Andalucía en logística, lo que conlleva un futuro prometedor".

Tras señalar que la superficie otorgada en concesiones supera los 54.000 metros cuadrados, Gracia se ha centrado en los tráficos portuarios. Así, incide en que el Puerto ha movido 4,5 millones de toneladas, alrededor de 260.000 toneladas menos que en 2016 pero 100.000 toneladas más de las previstas inicialmente, lo que supone un descenso del 5,3 por ciento.

Explica que esto se ha debido, principalmente, por la bajada de contenedores, de los que se han movido 877.088 toneladas, un 24 por ciento menos, algo que se ha visto amortiguado por la subida de líquidos, de los que se han movido 422.753 toneladas, un 84 por ciento más, sobre todo de abonos y aceites. El cemento movido alcanza las 223.0185 toneladas, un 194 por ciento más. Estas toneladas movidas en 2017 en el puerto equivale a unos 214.000 camiones menos circulando por las carreteras.

Esa bajada prevista estaba marcada por la pérdida de dos buques que se han marchado a Huelva y a Cádiz, como ha sido el caso de Acciona, pese a lo que Boluda y OPDR, los nuevos concesionarios, "han tenido más tráfico en 2017", por lo que "no toda la carga de los dos barcos que ya no están se ha perdido", agrega, ante una senda que espera que continúe.

De hecho, Pulido liga esa estrategia al aumento de los servicios con nodos logísticos de primer orden para no depender del mercado canario, unos nodos entre los que Gracia descarta Majarabique, cuya puesta en marcha, según asegura, ha tenido "una mínima incidencia en el tráfico ferroviario, alrededor de un diez por ciento".

Así, se han movido en 823 trenes unas 254.000 toneladas de mercancía, cuya disminución principal se debe a la marcha de una cadena de supermercados, que ahora descargará su mercancía en La Negrilla al ahorrase "una hora y media" en el trayecto. Para afrontar esa situación, el Puerto apuesta por el desarrollo del nuevo acceso, que tiene que ser licitado por Adif y que iría en plazo.

UNA ZAL AL 90% Y A LA QUE LLEGA IKEA

De su lado, la Zona de Actividades Logísticas (ZAL), que presta servicio a Andalucía, Extremadura, Islas Canarias y el norte de África, ha contado con una ocupación de naves superior al 90 por ciento, destacando que empresas logísticas como CBL, Rhenus y XPO han ampliado su superficie en 8.000 metros cuadrados en total.

De hecho, ha resaltado que XPO, que ha invertido 2,7 millones en una nueva nave de 5.400 metros cuadrados, comenzará a prestar servicio logístico a Ikea en una de sus naves, sumándose a la lista de clientes de la ZAL, en la que también se encuentran Leroy Merlin, Decathlon o Airbus.

En este marco, entre los hitos de 2017, Gracia pone en valor la redacción del plan estratégico hasta 2025, así como el nuevo modelo de negocio para reforzar la posición del Puerto como principal nodo logístico e industrial del sur de Europa y la consolidación de la actividad industrial, especialmente en el polígono de Astilleros, con empresas como Tecade o GR Towers, que ha invertido 40 millones.

También, destaca la puesta en funcionamiento de la nueva terminal de contenedores y la entrada de Merlin Properties Socimi en la ZAL y apuesta por la innovación, poniendo como ejemplo las aplicaciones TIC para mejorar la vía navegable o el ferrocarril o el conocimiento científico del estuario, cuyos estudios han procurado aumentar el calado del río en 20 centímetros, "lo que conlleva varios centenares más de toneladas por buque". En el primer trimestre del año se espera tener ya la integración de las conclusiones de los diferentes estudios sobre el río.

UNA AVENIDA DE LA RAZA COMO EL PALMERAL DE MÁLAGA

El "afán de integración" del Puerto con la ciudad está marcado por el seis por ciento de suelo que se destinará a esa integración, con la apuesta por el mirador del Batán o el desarrollo de una avenida de la Raza "para el disfrute de los ciudadanos", una modificación urbanística que se encuentra actualmente en plazo de alegaciones.

El presidente de la Autoridad Portuaria defiende que en el espacio de la Raza cabe casi cualquier proyecto que se idee, aunque incide en que la avenida de Guadalhorce, paralela a la anterior, podría convertirse en un proyecto similar al Palmeral del Puerto de Málaga.

UN 14% MÁS DE CRUCERISTAS

En cuanto a los cruceros, Sevilla ha alcanzado las 80 escalas en 2017, lo que supone un ocho por ciento más que el año anterior, a lo que se suma el aumento de cruceristas en un 14 por ciento, hasta los 23.916.

Sin embargo, advierte de que en 2018 se prevé una caída de las escalas por el cambio de itinerario de las navieras. "Muchas tiene usuarios fieles que viajan con ellas cada año y ya han venido a Sevilla en varias ocasiones", agrega.

Mientras tanto, el Puerto destaca el trabajo que se lleva a cabo con el Ayuntamiento de Sevilla para abordar una mayor planificación de los cruceros y del turismo náutico de cara a los próximos años.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.