Guardia Civil
Guardia Civil GUARDIA CIVIL

El propietario de la máquina excavadora denunció su robo en la Comisaría de Policía Nacional de Motril el 22 de abril del año pasado y los agentes averiguaron que uno de los ahora investigados la ofertó para su venta, además de que tenía llave de la parcela donde sustrajeron la máquina.

Posteriormente también descubrieron que había una máquina de iguales características a la sustraída en una finca del término municipal de Lobres, cuyo propietario identificó sin ninguna duda como suya cuando la vio, según detalla en una nota el Instituto Armado.

La máquina estaba calzada sobre unos palos y tapada con una lona de color azul. La Guardia Civil ha sabido que el propietario de esta finca creyó en todo momento estar comprando legalmente una máquina dada de baja y para desguace y de hecho firmó un contrato de compraventa con uno de los investigados.

Uno de ellos utilizó la llave que poseía de la parcela de su vecino para entrar, cargar la máquina miniexcavadora en un camión de su propiedad junto con el otro investigado, y trasladarla hasta Lobres, donde finalmente la Guardia Civil pudo recuperarla y entregársela a su legítimo propietario. Los dos investigados poseen antecedentes policiales.

Consulta aquí más noticias de Granada.