Según ha informado la asociación en un comunicado, han realizado esta petición en la comisión de Industria, Comercio, Turismo y Nuevas Tecnologías de les Corts Valencianes para incluirla en el Proyecto de Ley de Turismo, Ocio y Hospitalidad de la Comunitat Valenciana.

El presidente de la asociación, Miguel Ángel Sotillos, ha explicado que "no se debe englobar" esta actividad en el concepto "establecimientos turísticos" ya que "las viviendas de alojamiento turístico están concebidas para su uso residencial, sin perjuicio de que en las mismas puedan realizarse actividades como la del alquiler vacacional".

Asimismo, ha pedido no "asimilar" las viviendas de alojamiento turístico con los "apartamentos turísticos", pues se trata "de fórmulas claramente diferenciadas en las distintas normativas comunitarias existentes en la materia". Según APTUR, el redactado del Proyecto "confunde figuras de alojamiento ajenas entre sí".

Sotillos ha señalado que están "a favor" de que sea una actividad regulada" pero piden "que sean normas de posible cumplimiento". Así, ha explicado que actualmente, al estar consideradas para uso residencial, una vivienda de aloamiento turístico se debe radicar "en suelo destinado a uso residencial, y contar únicamente con licencia de primera ocupación".

Por tanto, no pueden ser consideradas como establecimientos ni apartamentos turísticos, que radican necesariamente en suelo terciario y requieren una "licencia de actividad".

"PROHIBICIÓN ENCUBIERTA"

El Presidente de APTUR ha indicado que definir una vivienda como establecimiento turístico, la deja "sujeta a una licencia de apertura en lugar de a una licencia de ocupación", lo que ha calificado como una "prohibición encubierta" hacia esta actividad. Así, ha asegurado que podría "sacar del mercado al 55% de las plazas regladas que actualmente se comercializan en la Comunitat Valenciana.

Además, ha asegurado que este sector "genera ingresos de más de 2.400 millones de € al año y genera 20.000 puestos de trabajo entre directos e indirectos". "El sector de las viviendas de alojamiento turístico ha demostrado su relevancia para la economía y la generación de puestos de trabajo, aportando sostenibilidad al sector gracias a la desestacionalización", ha manifestado.

En concreto, en la Comunitat "existen 59.500 viviendas en alquiler vacacional, dadas de alta y que operan dentro de la legalidad, con una ocupación media del 64% y una estancia media de 7,65 días, muy superior a la de las restantes fórmulas de alojamiento".

"Representan 295.000 plazas de alojamiento y su facturación (ingresos directos) se estima en más de 714 millones de euros al año, mientras que el gasto estimado de los turistas que eligen esta modalidad de alojamiento (ingresos indirectos) asciende a 1.700 millones de euros (en restauración, ocio, compras, cultura, etc.) particularmente en comercios de proximidad, aportando una alta capilaridad del gasto que realizan, que así repercute en toda la sociedad", ha continuado.

En cuanto a creación de empleo, "las empresas de alojamiento vacacional de la Comunitat Valenciana suponen 6.000 puestos de trabajo directos, de los cuales más del 90% son fijos, y otros 14.000 indirectos", ha manifestado.

Consulta aquí más noticias de Valencia.