Primera edición de Desafío Tenerife 2030
Primera edición de Desafío Tenerife 2030 CEDIDA

Esta iniciativa ha sido puesta en marcha por el Cabildo de Tenerife, a través del área Tenerife 2030, y el Gobierno de Canarias, a través de la Consejería de Educación y Universidades, y cuenta con la participación del IES Geneto, IES La Orotava-Manuel González Pérez, IES Viera y Clavijo; IES San Benito, IES Teobaldo Power, CEIP Fernando III El Santo, e IES Marina Cebrián.

El II Desafío Tenerife 2030 está dirigido a colegios e institutos públicos con el fin de fomentar las vocaciones científicas en las áreas de ciencia tecnología, ingeniería, artes y matemáticas; impulsar la innovación; potenciar el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación, e implicar al alumnado, profesorado y familias en el desarrollo de proyectos educativos.

El acto ha contado con la presencia del presidente del Cabildo, Carlos Alonso; el consejero del área Tenerife 2030, Antonio García Marichal; el director insular de Educación, José Luis Rivero, y la directora de la Agencia Canaria de Calidad Universitaria y Evaluación Educativa del Gobierno de Canarias, María Teresa Acosta.

En su intervención, Carlos Alonso puso de relieve la celebración de este tipo de encuentros porque contribuyen a cambiar el sistema educativo para adaptarlo a la realidad actual. Y dirigiéndose a los participantes, destacó que son "los protagonistas de ese cambio, pues ese ánimo y ese brillo que tienen en los ojos son las herramientas para ayudar a cambiar la escuela, que es lo que hace cambiar el mundo".

Por su parte, Antonio García Marichal agradeció a los alumnos el esfuerzo que han hecho al participar en este II Desafío, así como al profesorado por su implicación, y resaltó que este tipo de encuentros están en la línea de la estrategia Tenerife 2030, pues permitirá a los estudiantes estar mejorar preparados para afrontar los retos del futuro cuando culminen su etapa formativa.

José Luis Rivero señaló que si el Cabildo pone "la estrategia y el músculo", los participantes en esta iniciativa "ponen el cerebro y la motivación" para poder construir "colectivamente" una "isla mejor". Mientras, María Teresa Acosta indicó que la "chispa" que los alumnos tienen "en los ojos" es lo que ayudará a "cambiar la vida de las personas", que sólo es posible con las "ganas" del alumnado y la "implicación" del profesorado.

En esta segunda edición, los proyectos planteados deberán atender al desafío 'Tenerife. Una isla ultraconectada', incorporando contenidos y situaciones de aprendizajes vinculados al emprendimiento, a las ciencias y tecnologías.

Además, se incorporan las humanidades y las artes en el proceso de aprendizaje y se fomenta la creación de equipos interdisciplinares docentes que desarrollen los proyectos incorporándolos en la programación anual de su materia y, por tanto, en su proceso de evaluación. De igual forma, se incorporan competencias lingüísticas a los proyectos y se establecen nuevos criterios de valoración y evaluación de los proyectos.

OBJETIVOS.

Los objetivos del Desafío Tenerife 2030 son impulsar procesos de innovación en el sistema educativo mediante el apoyo a planes, programas y proyectos que avancen en la calidad de la enseñanza. Asimismo, se trata de fomentar entre el alumnado las vocaciones científicas en materias como la ciencia, tecnologías, ingeniería, arte y matemáticas.

Por otra parte, se trata de potenciar el uso de las TIC y de los espacios virtuales de aprendizaje desde un enfoque integrador de estas herramientas, metodologías, recursos y contenidos educativos. Además, se implica al alumnado, profesorado y familias en el desarrollo de proyectos educativos encaminados a la actualización metodológica para el desarrollo de competencias, particularmente la competencia en comunicación lingüística, la competencia matemática y competencias básicas en ciencia y tecnología, la competencia digital, así como el sentido de la iniciativa y el espíritu emprendedor.

La finalidad del II Desafío Tenerife 2030 es promover las competencias en innovación de los estudiantes a través de un programa de aprendizaje activo en competencias; identificar, experimentar y desarrollar las habilidades que faciliten al alumnado la elección de su carrera profesional; visibilizar y educar en los valores vinculados a la innovación de fomento de la actitud emprendedora, el aprendizaje colaborativo, el trabajo en equipo, la tolerancia al error y el fracaso, el pensamiento creativo, crítico e independiente y la tolerancia a la diversidad.

Las modalidades de premios para el curso escolar 2017-2018 son: Equipo con mayor valoración en su conjunto, Equipo con mayor valoración en el fomento de las vocaciones y Equipo con mejor justificación metodológica, presentación y exposición del proyecto y adecuada relación producto/precio. Cada una de estas modalidades contará con tres premios.