García Molina
García Molina JCCM

En declaraciones a los medios tras la reunión, García Molina ha puesto el acento en que España "tiene una deuda histórica, política y moral con la situación del pueblo saharaui" y echa de menos "que se den pasos firmes para resolver un conflicto que dura mucho tiempo y que está pagando la gente más débil".

Esta situación de emergencia requiere para García Molina doblar esfuerzos a la hora de apoyar "una causa política y humanitaria" con "hechos.

"Y esos hechos pasan por poder destinar más recursos económicos y profesionales", ha enfatizado García Molina, quien tras reconocer que la crisis "menoscabó" la cantidad de recursos en cooperación, "la idea ahora es poder estudiar si estamos atendiendo bien la emergencia". "Hay que explorar nuevas vías y ver hasta donde alcanzan nuestras posibilidades de incrementar el presupuesto que podemos dedicar a esta emergencia", ha insistido.

EL FRENTE POLISARIO PIDE "COMPROMISO A NIVEL POLÍTICO"

De su lado, el delegado del Frente Polisario en la región, Boulahe Moham, ha pedido mayor compromiso a nivel político "para entender la justa reivindicación del pueblo saharaui para ser un país libre e independiente a través de las urnas y con el auspicio de la Naciones Unidas".

"Nuestro territorio está invadido por las armas y están explotando nuestros recursos mientras los dueños del territorio están exiliados dependiendo de la ayuda internacional", ha lamentado.

Tras reiterar su gratitud a García Molina y hacerla extensiva al resto del Gobierno castellano-manchego, ha dicho que el pueblo saharaui quiere decidir vía referéndum su fórmula de gestión, "bien más autonomía, más independencia o integración".

Consulta aquí más noticias de Toledo.