Imagen De Archivo Del Alcalde Javier Márquez
Imagen De Archivo Del Alcalde Javier Márquez EUROPA PRESS

En declaraciones a los periodistas, Márquez ha apuntado a los periodistas que "desde hace unos meses, la Junta no se ha puesto en contacto conmigo" lo que ha llevado a "una orfandad de información desde hace dos meses notable". Frente a ello, ha señalado que lo único con lo que cuenta es con un consejero que "todos los viernes" va "a instituciones y otros sitios para insultar al alcalde".

Ha insistido en que como alcalde quiere que haya una solución al problema, pero también ha apuntado que el tranvía es "un problema más", pero "tampoco es una prioridad". Ha señalado que ya se ha concluido el estudio de la consultoría encargada de determinar cómo se encuentra el sistema tranviario tras siete años parado y "esos trabajos se están haciendo para buscar solucionar", aunque "tengo la convicción de que la Junta de Andalucía no quiere ponerlo en marcha en este mandato".

Sobre las diligencias abiertas por el Tribunal de Cuentas (TC), Márquez ha recordado que el TC es "el máximo órgano fiscalizador de las cuentas públicas en este país porque así está reconocido en la Constitución española". Ha añadido que el hecho de que "hayan visto la opacidad de una serie de convenios, que hayan visto las ilegalidades que se han presumido y las consecuencias que eso tiene en los fondos públicos" ha llevado a poner el caso en manos de la Fiscalía.

En este sentido, ha mostrado su respeto a las decisiones judiciales, al tiempo que ha señalado que la decisión del Tribunal de Cuentas "es una triste consecuencia de los que hemos visto en siete años, que realmente ha habido un despilfarro, que mucha gente no entendía y que después a sabiendas se le ha dado la gestión a un ayuntamiento que estaba quebrado".

"El despilfarro ya estaba sentenciado por el TC y ahora tendrá que ser lo que la Fiscalía estime oportuno y los juzgados lo que estimen oportuno", ha dicho Márquez. No obstante ha insistido estar "abierto a las posibilidades que hay" para poner en marcha el tranvía, ya que esta cuestión es independiente de "la responsabilidad que personas concretas y específicas hayan podido incurrir en este despilfarro en la ciudad de Jaén".

También se ha pronunciado sobre este mismo tema el viceportavoz del equipo de gobierno, Miguel Contreras (PP), ha manifestado que "estamos ante una situación muy grave y que nos preocupa mucho el hecho de que el Tribunal de Cuentas haya detectado tantas ilegalidades en la construcción del sistema tranviario que ha decidido ponerlo en conocimiento de la Fiscalía y de la Abogacía del Estado para que sea estudiado por la Justicia".

Para Contreras, "estamos ante algo muy grave porque se trata de una gestión irresponsable y al parecer también supuestamente irregular en algunos aspectos del tranvía, y que representa la pésima gestión de 120 millones de euros de dinero público, y que tanto la Junta de Andalucía como el PSOE tienen que asumir su responsabilidad y dar las explicaciones oportunas por lo que se hizo y no se hizo con el tranvía".

Por ello ha exigido a la Junta de Andalucía "la devolución inmediata del dinero cobrado por el sistema tranviario al Ayuntamiento" ya que "cada día que pasa sabemos alguna supuesta ilegalidad más que nos dice el Tribunal de Cuentas que se cometió con el tranvía de Jaén, y calculamos que son unos 12 millones de euros los que la Junta de Andalucía ha cobrado de más o de forma irregular al Ayuntamiento".

Ha destacado que "es un escándalo mayúsculo que nadie de la Junta de Andalucía y del PSOE haya salido públicamente a dar explicaciones de las afirmaciones que se recogen en el informe de fiscalización del Tribunal de Cuentas y que tampoco ningún socialista haya asumido responsabilidades por este disparate que ya le ha costado a la ciudad más de 120 millones de euros".

Asimismo, ha lamentado que el PSOE "intente restar importancia a lo que dice el Tribunal de Cuentas y a las supuestas irregularidades detectadas" porque "el informe ha sido remitido por la Fiscalía y la Abogacía del Estado a la justicia, y es algo que nos parece lo suficientemente serio".

Ha subrayado que "el Tribunal de Cuentas ha verificado que no se hicieron bien los contratos relacionados con la construcción, puesta en marcha, funcionamiento y explotación del tranvía y las incidencias en la ejecución del tranvía, así como ha analizado la repercusión que la construcción y gestión del tranvía ha tenido sobre las haciendas del Ayuntamiento de Jaén y de la Junta de Andalucía y los posibles gastos que pudieran derivar de la inactividad del mismo".

En este sentido, ha explicado que "corresponde ahora a la Sección de Enjuiciamiento del Tribunal analizar el posible alcance de estos hechos para aclarar las deficiencias que se produjeron en el tranvía" y ha añadido que "hay que tener poca clase política por parte del PSOE por tratar de culpar a los técnicos municipales por las irregularidades detectadas en el tranvía, cuando todo el mundo sabe perfectamente que el tranvía es el gran capricho electoral del PSOE y que lejos de poder escudarse cobardemente en los técnicos, lo que deben hacer los socialistas es salir públicamente a dar explicaciones y a pedir perdón a la ciudadanía".

Ha añadido que "de esos delitos que son de alcance contable se pueden derivar actuaciones que puedan llevar a un enjuiciamiento y, por lo tanto, a que ciertas personas que se entienda que puedan ser responsables de estos delitos tengan que responder ante la justicia". Así ha señalado que en el caso del tranvía de Jaén "puede haber responsabilidades de todo tipo".

Por último, ha recordado que "hay enjuiciamientos que se han realizado por parte del Tribunal de Cuentas que han alcanzado a políticos si así se entiende que tuvieron responsabilidades, que tenían conocimiento de que se estaba actuando de forma ilegal o de forma no correcta desde el punto de vista no legal".

Consulta aquí más noticias de Jaén.