Detenida en Barcelona una banda que robaba en centros comerciales con alunizajes
Una imagen de un alunizaje de la banda captado por una cámara de seguridad. MOSSOS D'ESQUADRA

Los Mossos d'Esquadra han desarticulado un grupo criminal especializado en el robo con fuerza en establecimientos comerciales del área de Barcelona con el método del alunizaje, que empotraba coches robados contra los accesos de comercios en centros comerciales para hacerse con relojes y joyas, teléfonos, ropa de marca y perfumería.

En un comunicado, la policía catalana ha explicado este miércoles que el 19 de enero detuvieron a cinco presuntos miembros de esta banda, de 21 a 61 años y de nacionalidad española y marroquí, por 12 robos en comercios y nueve robos de vehículos, y dos de ellos ingresaron en prisión tras pasar a disposición judicial.

Según los Mossos, el grupo robó en menos de tres meses ocho establecimientos en diferentes centros comerciales del área metropolitana y en algunos de sus golpes consiguieron 35.000 euros en telefonía y 50.000 en relojes de lujo.

Los productos robados se introducían inmediatamente en canales de reventa de este tipo de productos, escasas horas después de las sustracciones, y se ha constatado en la investigación que cada miembro del grupo desarrollaba tareas concretas, como logística o reventa de material robado.

La investigación empezó en abril de 2017 con un robo en una empresa de conservas de Llinars del Vallès (Barcelona) por tres hombres encapuchados que accedieron a las instalaciones forzando los accesos y se llevaron la caja fuerte, que fue recuperada días más tarde en una furgoneta calcinada.

El 19 de enero se estableció un dispositivo para arrestar a los integrantes del grupo con cinco registros en domicilios de Barcelona y Sant Adrià de Besòs (Barcelona) en los que se localizó una gran cantidad de objetos robados, así como otros indicios que permitieron relacionarles también con robos de mercancías de camiones en áreas de servicio de autopistas.

De los cinco detenidos, dos han ingresado en prisión tras pasar a disposición judicial el día 22 de enero, y los otros tres quedaron en libertad con cargos y la obligación de comparecer cada 15 días en el juzgado.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.