Sa albufera
Sa albufera EUROPA PRESS

En rueda de prensa, el responsable del área de conservación del GOB, Toni Muñoz, ha explicado que han presentado un informe al secretariado de la Convención sobre Zonas Húmedas de Importancia Internacional (Ramsar) denunciando la "grave crisis ecológica que padece este espacio natural", que el pasado 28 de enero cumplió su 30 aniversario.

El parque da cobertura al más extenso humedal de Baleares, extendiéndose sobre 1.646 hectáreas terrestres (un 88% del total de la zona húmeda).

PÉRDIDA DE LA POBLACIÓN DE LAS ESPECIES MÁS ABUNDANTES

El representantes del GOB ha alertado del impacto ecológico que sufren especialmente las dos especies más abundantes en el pasado. Es el caso de la 'Fotja' (Fulica atra), al pasar de una población de unas 1.800 especies en el año 2009 a las aproximadamente 600 aves que quedan en el parque en la actualidad.

Lo mismo ocurre con 'Capa blau' (anas platyrhynchos), un ave acuática que ha vista reducida su población de las 4.000 especies de hace diez años, a las apenas 700 que quedan a día de hoy.

PROBLEMAS DE SALINIZACIÓN

Las causas de esta situación derivada del proceso de degradación ambiental "están bien identificadas por la administración gestora del parque natural", ha explicado Muñoz, quien ha detallado que son fundamentalmente la sobreexplotación del acuífero para usos agrarios y turísticos, el abocamiento de agua salada por parte del sistema de refrigeración de la central eléctrica de Es Murterar y la contaminación por aguas residuales poco depuradas, provenientes de Sa Pobla.

También está afectando al ecosistema de s'Albufera la presencia de especies invasoras, principalmente de la carpa, que enturbia el agua, afectando a la flora y fauna de este espacio, ha precisado

Con todo, el ecologista ha reclamado el compromiso de la Conselleria de Medio Ambiente, especialmente de la Dirección General de Recursos Hídricos, para dar respuesta al "cambio ambiental que ha sufrido esta zona húmeda en la última década" y que, según ha afirmado, "va más allá de las competencias de la dirección del parque".

"Lamentamos que por parte de la Conselleria no se aproveche la celebración de su 30 aniversario para impulsar un plan de choque con objetivos a desarrollar de forma urgente, que evite que la degradación de s'Albufera llegue a una situación irreparable", ha apostillado.