Concentración del CSIF
Concentración del CSIF EUROPA PRESS

Una discriminación retributiva que afecta en todo el país a unos 230.000 empleados públicos, de los que unos 3.000 -entre laborales y funcionarios- residen en Cantabria y que trabajan en los más diversos ámbitos, desde el tributario al medioambiental o investigador, pasando por las prisiones, el INSS, Hacienda, DGT, o el SEPE.

"Hay trabajadores que comparten espacio de trabajo, uno depende de la Administración General del Estado y otro de la Comunidad Autónoma, y cobran trescientos euros de diferencia".

Así lo ha afirmado el presidente de CSIF Cantabria, Manuel Ángel Pérez, quien ha explicado que la concentración de hoy frente a la Delegación del Gobierno forma parte de los actos de carácter nacional por la equiparación salarial de los trabajadores de la Administración General del Estado con las comunidades autónomas y supone el inicio de una campaña general "de recuperación de los derechos perdidos por los funcionarios desde la crisis económica".

"El Gobierno tiene que entender que llevamos un 20% de pérdida de poder adquisitivo en nuestros sueldos amén de muchos derechos laborales perdidos", ha remarcado.

En este sentido, ha denunciado que el recorte en la tasa de reposición "ha sido brutal". "Ahora, todavía, las vacantes no se cubren y los trabajadores que se quedan tienen que seguir haciendo el trabajo de los que no están", ha asegurado.

Actualmente la tasa de reposición en los servicios esenciales es del 100% y en el resto del 50%. Pero eso supone que "las plazas que en años anteriores no se cubrieron, ya no se cubren", puesto que para ello la tasa de reposición debería superar el 100% permitido por el Gobierno central.

Pilar Gutiérrez, igualmente de CSIF, ha recordado que este sindicato lleva desde noviembre reclamando la equiparación salarial y ha mantenido negociaciones con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en las que también se ha abordado incluir en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018 una partida adicional anual de 200 millones durante tres años (600 millones en total). Y ha advertido que sin esta consignación "la negociación no se puede iniciar".

"Después de casi diez años de pérdida retributiva de los empleados públicos, ese ahorro puede aprovecharse, por lo menos parcialmente, para que se nos equipare con las comunidades autónomas. Porque, al fin y al cabo, hacemos los mismos trabajos", ha remarcado.

Los funcionarios del CSIF han entregado en la Delegación del Gobierno documentación en la que se explica la campaña que está llevando a cabo el sindicato, comparativas por comunidades, y la petición de apoyo de la central en Cantabria.

Los trabajadores denuncian que son diferencias salariales que se "arrastran desde hace 30 años" y se ha llegado "a un punto en el que el Estado tiene que hacer algo razonable".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.