La secretaria de Formación para el Empleo de CCOO en Castilla-La Mancha, Encarna Sánchez, ha comentado, a preguntas de los medios durante una rueda de prensa, que el suceso se ha producido en una empresa pequeña, señalando al respecto que los trabajadores de este tipo de centros de trabajo "muchas veces no tienen acceso a la información y, desgraciadamente, el nivel de siniestralidad se eleva".

Por su parte, el secretario general de CCOO en Toledo, José Luis Arroyo, ha afirmado que el sindicato estará "muy pendiente" de la investigación y exigirá que "se esclarezcan sus causas con la mayor celeridad y se establezcan las responsabilidades que procedan si se evidencian irregularidades", según ha afirmado CCOO en nota de prensa.

Arroyo ha remarcado que la empresa en la que ha tenido lugar este accidente cuenta con una veintena de trabajadores "pero jamás ha celebrado elecciones sindicales". "La plantilla carece de representación legal, no hay delegados sindicales ni por supuesto delegado de prevención", ha insistido.

El secretario general del sindicato en Toledo ha exigido a las empresas que "extremen el empeño en el cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales" y ha pedido a las administraciones un mayor celo en "la vigilancia en el control". "Pero también exigimos a los empresarios que faciliten, en vez de impedir, la participación de los trabajadores en las tareas de prevención", ha apostillado.

José Luis Arroyo ha considerado que los empresarios "tienen que entender que la presencia sindical y la actuación de los delegados de prevención son un valor para su empresa, la mejor ayuda que pueden encontrar para cumplir con la responsabilidad que le exige la Ley de garantizar la salud y la seguridad de sus trabajadores".

"Los accidentes laborales no son una fatalidad inevitable con la que hay que convivir por el mero hecho de ir a trabajar. La siniestralidad laboral se puede y se debe erradicar en todas las empresas cumpliendo la legislación de salud laboral", ha concluido.

Los hechos tuvieron lugar este martes sobre las 18.28 horas cuando el trabajador fallecía al quedar atrapado por una máquina a la altura del pecho en esta factoría de quesos, situada en el kilómetro 2 de la carretera de Toledo de la localidad toledana de Totanés.

Consulta aquí más noticias de Toledo.