Búsqueda de perros
Búsqueda de perros GUARDIA CIVIL

La investigación se inició después de que los agentes comprobaran el elevado número de perros, mayoritariamente de la especie podenco canario, 73 en total, que el hombre había tenido desde el año 2006 hasta la actualidad, animales vinculados al deporte cinegético, según informó la Guardia Civil en nota de prensa.

Si bien fue durante la mañana del 3 de enero cuando un senderista avisó al 112 sobre el hallazgo de varios cadáveres de animales canes en los Llanos de María Rivera, avisando a los agentes de la Policía Local para las primeras diligencias. Un día más tarde los agentes del Seprona localizaron en el lugar concreto un total de ocho cuerpos en una pendiente pronunciada de difícil acceso, consiguiendo la correcta lectura del preceptivo microchip en cinco de aquellos.

Posteriormente, gracias a los microchips se consiguieron datos concretos sobre los propietarios de los animales, en concreto, el resultado fue que al menos en uno de los canes el autor le produjo supuestamente la muerte de forma directa, acreditándose además con varias manifestaciones de testigos que M.A.A.H. dejó morir, al menos, a otros tres animales debido a varias enfermedades sin llevarlos a un facultativo para ser tratados correctamente, existiendo aparentemente un maltrato injustificado.

Por ello, los agentes recogieron uno de los cadáveres para su traslado al Hospital Clínico Veterinario de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria para realizar una necropsia que está

pendiente de la autorización judicial.

Por otro lado, también se ha procedido a realizar las denuncias administrativas ante el Ayuntamiento de Santa Brígida, ya que los propietarios o poseedores de animales están obligados a comunicar al ayuntamiento en cuestión la baja por muerte de un animal, así como que está prohibido el abandono de un animal muerto, todo ello en base a la Ordenanza Municipal en cuestión.

Finalmente, el investigado es el propietario de otro animal que en

noviembre de 2017 la Patrulla del Seprona de Santa María de Guía localizó en estado de fuerte caquexia en Sardina del Norte, en el municipio de Gáldar. El investigado, junto con las diligencias policiales realizadas, ha quedado a disposición del correspondiente Juzgado de Guardia de Las Palmas de Gran Canaria.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.